Hábitat 2022 el éxito incontestable.

Hoy viernes cerrará sus puertas Hábitat 2022. Puede que sea este el primer evento que vuelve, no sólo manteniendo el nivel pre-pandemia sino creciendo, e incluso doblando cifras y sensaciones. Teníamos un buen recuerdo de a edición de 2019, de hecho, todo el mundo daba por hecho que el año siguiente, el 2020, iba a ser la consolidación de Hábitat como la gran cita internacional del sector en la península Ibérica. Pero llegó la Pandemia y no hace falta recrearse en lo que supuso.

Foto de la Galería de Feria Valencia

En esta edición, las cifras que irá publicando Feria Valencia van a ser absolutamente contundentes, os lo adelanto. El éxito estaba ya en la propia oferta de expositores, y las visitas no han decepcionado, todo lo contrario, nacionales y extranjeros han llenado los pasillos y estands de optimismo. Me consta que hay marcas importantes pidiendo espacio para el 2023, y estoy seguro que la mayoría de los que han venido tardarán muy poco en asegurarse la renovación, si no la ampliación del espacio que han tenido en esta edición. Es evidente que si entiendes que hacer feria tiene sentido para tu empresa, vas a querer estar en esta.

Foto de la Galería de Feria Valencia

Os remito a seguir las redes sociales de hábitat para comprobar el alcance real que ha tenido esta semana, y los que no hayáis podido venir, para acercaros al menos a las imágenes que se van a ir colgando. Difícilmente podríamos desde aquí hacer justicia a la apuesta estética que los expositores han desplegado. Gracias a todos ellos, que han devuelto la sonrisa y el orgullo a todos los asistentes.

Impresionante la aceptación que ha tenido la incorporación del pabellón de Cocina, y espectacular su puesta en escena, más aún en su componente experiencial para el visitante. Chefs, músicos en directo, exhibiciones de cocina. Magnífico.

Foto de la Galería de Feria Valencia

La participación importante de fabricantes textiles también ha encontrado una respuesta que yo diría ha sido mucho mejor de lo que esperaban incluso ellos mismos.

Foto de la Galería de Feria Valencia

No voy a entreteneros más, estaban casi todos los proveedores importantes de nuestro país, buenos proveedores portugueses e italianos, que pronto serán más numerosos y espectaculares. En fin, si habéis estado no os aburro, y si no, ¡que no os vuelva a pasar!

Foto de la Galería de Feria Valencia

Foto de la Galería de Feria Valencia

Me voy a permitir, eso si, compartir una reflexión personal y humana. No sé si todo el mundo se hace a la idea de lo que estos casi 3 años han sido para los profesionales de los eventos públicos. Para todos, personal directo e indirecto de todo tipo de certámenes.

Para el equipo de Hábitat, que saboreaba las mieles de un milagro que hizo revivir la Feria internacional del Mueble en Valencia, y con ello la esperanza de hacerla crecer, después de haberla visto morir un par de años antes, el golpe fue brutal. En plena faena de comercialización, de la que debería ser la siguiente Feria, que consagraría el empuje y la solidez del proyecto, la parada no fue de 15 días ni de dos meses, de hecho, llegó a eternizarse. La incertidumbre se reeditaba cada 3 meses con una noticia peor que la anterior, Daniel Marco (Director de Hábitat) reinventaba una propuesta tras otra, que en su imaginación quería cuadrar con la coyuntura imposible que todos conocemos. El personal estaba en sus casas, en Erte, sin entender absolutamente nada, como tantas otras personas, pero con un horizonte aún más negro, al que muchos sumaban la idea de que nunca más volvería la normalidad para este tipo de eventos y con ello llegaría el fin de los mismos, etc, etc. Dos años y medio sin trabajar y sin saber de hecho si tu trabajo es de esos que dicen que desaparece.

Daniel Marco atravesó una etapa de negación, otra de asunción, otra de machacarse con deporte para mantenerse activo. Pese a las restricciones y las especulaciones, mantuvo a su equipo comercial constantemente alerta y en comunicación permanente, algo surrealista que sólo un tipo como él podía hacer que pareciera normal. Canalizó como pudo su ansiedad y sufrimiento personal, para inventar visión y tratar de contagiarla. Todo esto, mezclado con un sentimiento de responsabilidad paternalista sobre su equipo.

Por pura casualidad, llegué a ver con mis propios ojos una reunión semi clandestina en su casa en la que él mismo les cocinaba la comida mientras les participaba de sus ideas, de los diferentes planes que tenía, proporcionándoles algo en qué pensar, algo con lo que ilusionarse e incluso implicarse desde sus respectivos retiros forzosos. No es la primera Paella que Daniel ofrecía en su casa a su equipo, pero en aquellos momentos en los que casi no se podía hacer nada, y el equipo de Hábitat no tenía permiso ni para entrar en Feria Valencia, seguro que esas paellas sabían a gloria.

Así una y otra vez con cada uno de los diferentes quiebros que daba la maldita pandemia.

Una de las decisiones más importantes fue no hacer Feria 2021 y ofrecer a los expositores un proyecto mucho más ambicioso para 2022. Todos estamos de acuerdo ahora en que ha valido la pena esperar, pero en junio de 2021 había sectores presionando, y la propia Feria necesitaba reactivar facturación.

Contra todo eso se enfrentaba el director de Hábitat, aunque me consta que lo que más le dolía, era no poder rescatar al equipo, convertido ya en familia, del aislamiento y la incertidumbre en la que estaban, sin saber por cuánto tiempo más.

Sé todo esto y lo he visto con mis propios ojos, con los mismos que he visto a ese equipo dándolo todo en los últimos meses, y cubriendo el evento agotados, pero con una sonrisa en la cara y un ánimo en el corazón que parecía elevar sus pies del suelo. Es de bien nacidos ser agradecidos y se les ve en la cara el agradecimiento.

Ernestina, Bea, KIKO, Manolo y Daniel, espero que lo descanséis bien, y que no os moleste esta pequeña confidencia que hago, para hacerla extensiva a todos los que como vosotros estabais detrás de Hábitat, y de tantos otros eventos.    Hábitat 2022 ha demostrado que con mucho esfuerzo y más convencimiento, se puede.

Todos hemos flipado literalmente con estos últimos 3 años, dirigir empresas en estas condiciones está siendo una enseñanza demasiado intensa y muy dura. Un éxito como este, engendrado casi en la clandestinidad del aislamiento contra toda presión psicológica, es un gran acicate, y por eso he creído interesante compartir mi reflexión.

De Daniel  no sé qué más decir, que no sea evidente para todos los que sepan lo que viene haciendo estos años.  Creo poder asegurar, que pondrá encima de la mesa una propuesta mejor aún para 2023, venga lo que venga. Y como estos años hacen pensar que todo puede darse la vuelta en 5 minutos, aseguro sin reparos, que si él y su equipo no lo hicieran, será sencillamente porque sea imposible, o la autoridad lo prohíba.

Domingo Quintero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestro blog Mueblipedia.com



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies