¿Se puede entregar muebles en Fase 0, 1, 2, o 3?

Una de las consultas más insistentes desde que empezó el estado de Alarma es, si se puede o no servir muebles a los clientes. Con el panorama actual de las fases de desescalada, aún se intensifican más estas consultas y parece que para muchos este tema no ha estado claro en ningún momento. Siempre recomiendo que se acuda al mejor asesoramiento profesional, incluso en esto, en lo me quedan pocas dudas. De hecho, en este caso, el que tenga dudas es mejor que solicite aclaración de autoridad competente, si consigue aclarar quién lo es. Los asesores han sido superados por una legislación improvisada de la que además no hay interpretaciones a las que acogerse, y menos aún doctrina.

Vaya por delante:

No entro a establecer las posibilidad o no de entregar en fase 0, fase 1, 2, 3 o la que sea. Según mi opinión es irrelevante en qué fase esté la provincia, se puede entregar muebles en todas, al menos hasta el día de hoy 4 de Mayo de 2020. Se puede por falta de prohibición expresa, pero si hay alguna duda al respecto, en todo caso sería sobre el montaje, no así el transporte. Y la duda sería sólo para los 15 días en los que se decretó la parada total de la industria no esencial, del 29 de Marzo al 9 de Abril. El resto del tiempo, la prohibición es la de abrir los locales de venta a público.

(Ha habido incluso numerosas campañas específicas de tiendas que podéis ver por internet, y hasta artículos de prensa patrocinados como este de Diario16 incentivando la compra de muebles para mejorar la casa en estado de Alarma. https://diario16.com/comprar-muebles-online-una-tendencia-en-alza-por-el-confinamiento/ )

 

La entrega de muebles a domicilio no se prohibió en ningún momento de forma explícita. De hecho, la venta on line ha sido una actividad que en ningún momento de esta crisis ha recibido orden de parar, y sobre la entrega a domicilio, no se detalló en ningún momento nada aclaratorio, más allá de recomendaciones de higiene y seguridad. Lo que quedó explicitado en el primer decreto que afectaba a las tiendas de muebles, como a las demás no esenciales, es la prohibición de abrir sus locales de venta al público.


Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

1. Se suspende la apertura al público de los locales y establecimientos minoristas, excepción de los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, peluquerías, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías y lavanderías. Se suspende cualquier otra actividad o establecimiento que a juicio de la autoridad competente pueda suponer un riesgo de contagio.


Eso no es cerrar la empresa necesariamente, lo que dice literalmente, es sólo que no se puede abrir la puerta de locales. No dice nada del almacén, de la organización logística etc. Y de hecho, como ya he dicho, explicita que la venta on line sigue activa, y con ella las entregas a domicilio. En ninguna cabeza cabe que una tienda de muebles no pueda entregar un colchón, y Amazon sí, o que multinacionales instaladas en España puedan entregar un armario, ofreciendo montaje, aunque sea a cargo de empresas subcontratadas, y otras tiendas especializadas no.

Yo mismo redacté los certificados para permitir la movilidad de los montadores en varias tiendas, tanto montadores propios, como autónomos, estos con más razón aún no tenían que parar, ni siquiera en los 15 días de parada a los que he hecho alusión. Tengamos en cuenta que a los autónomos no se les para en ningún momento, pero es que además, de haber alguna duda al respecto de las entregas de muebles, es más bien por la seguridad y prevención de riesgos de los empleados que las hacen, que es responsabilidad de la empresa que los envía. La falta de medios o medidas de seguridad para proteger al personal en el desempeño de su trabajo si es un serio obstáculo para entregar, aunque la ley no lo prohíba.

¿Qué daba miedo a algunos? Pues las posibles sanciones. Quiero señalar que todo eso que se está diciendo no son sanciones, son propuestas de sanción. Estas propuestas deben ser refrendadas por la delegación de Gobierno para tramitarse. Me da que va a haber un retraso enorme en esa tramitación, y que aún las pocas que se procesen en esta materia, serán 100% recurribles, con muchas probabilidades de éxito del recurso gracias a unas normas absolutamente improvisadas que no entran en detalles imprescindibles para saber como acatarlas.

¿En qué se fundamentará si se produce una propuesta de sanción? Pues supongo que en la última frase del párrafo que os he adjuntado antes. « Se suspende cualquier otra actividad o establecimiento que a juicio de la autoridad competente pueda suponer un riesgo de contagio.» Ni se aclara quién es la autoridad competente, ni nos consta orden alguna en la que se determine que el servicio de los muebles quedaba suspendido, al menos no nos consta aquí en la comunidad valenciana. No conocemos tiendas que hayan recibido notificación al respecto. En todo caso. Nada impide al empresario o al transportista autónomo hacer la consulta pertinente en su comunidad autónoma. Los cuerpos policiales no tenían órdenes expresas de prohibir una entrega de muebles en la Comunidad Valenciana, eso lo supe preguntando.

 Como tantas otras cosas, esto se ha dejado a la interpretación de agentes de la autoridad que no tienen ni las competencias ni los medios, ni en muchos casos el conocimiento o las ordenes precisas para hacerlo. Por eso, puede ser que alguien  haya recibido una de esas propuestas de sanción por algún policía. De hecho, seguro que las habrá habido, y si se enfrentó a la autoridad, ese enfrentamiento si puede ser objeto de sanción viable, pero si no lo hizo, la propuesta de sanción no va a ir a ninguna parte, porque la prohibición como tal no existió.

A esto tengo que observar, que aunque tampoco se explicitaba, con el parón total del famoso “Permiso retribuido”, yo habría dejado de entregar muebles. Por diferentes razones, pero no porque legalmente estuviera claro que no se podía. Más bien por un tema de sensibilidad, dada la alarma que produjo esa decisión de la parada total. He de decir, que no es lo mismo la sensibilidad en Madrid o Barcelona, incluso algunos puntos de las Castillas, no puede ser lo mismo. De hecho, la parada total en Comunidades como la mía, La Comunidad Valenciana, o Andalucía, Murcia, Baleares, Canarias etc. no estaba justificada en mi opinión una parada total, nunca hubo aquí la tensión en los Hospitales que veíamos en los de Madrid, nunca las cifras se acercaron siquiera. De hecho, si aquello estaba justificado con los números de estas comunidades menos afectadas, no se explica cómo se reanuda la actividad no esencial en las más afectadas, teniendo aún el día 9 de Abril números de vértigo en la tragedia, como ya los tenía Cataluña, o seguía teniendo Madrid. Esto por supuesto es opinión mía, no tiene por qué compartirse, pero trato de argumentar, que más allá de que la ley no lo prohibiera, entiendo que en algunos puntos no debía hacerse.

En todo caso, veamos qué dijo el increíble Real Decreto del Permiso retribuído.


29 de Marzo: RD10/2020 Permisio retribuido trabajadores por cuenta ajena:

Artículo 1. Ámbito subjetivo de aplicación.

1. El presente real decreto-ley se aplicará a todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que presten servicios en empresas o entidades del sector público o privado y cuya actividad no haya sido paralizada como consecuencia de la declaración de estado de alarma establecida por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.


Aquí se dice que todos los trabajadores, ojo, por cuenta ajena, tienen un permiso retribuido y se quedan en casa 15 días. No se prohíbe trabajar a los autónomos, aunque en tal caso sin empleados, como es lógico. No se aprecia nada explícito respecto a la entrega de muebles por supuesto. Conclusión, Los autónomos podían seguir entregando, eso si, si van dos en un camión, ambos deberían ser autónomos. Aunque insisto en que en ese parón, yo no lo habría hecho de no ser estrictamente necesario.

Otro de los generadores de duda, es lo que se decretó en materia de obras de reforma en edificios habitados en los que los trabajos pudieran interferir con vecinos ajenos a la obra.


12 de Abril: Orden SND/340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad.

Artículo único. Medidas excepcionales en materia de obras de intervención en edificios existentes.

1. Se establece la suspensión de toda clase de obra que suponga una intervención en edificios existentes, en los supuestos en los que en el inmueble en el que deban ejecutarse se hallen personas no relacionadas con la actividad de ejecución de la obra, y que, debido a su ubicación permanente o temporal, o a necesidades de circulación, y por causa de residencia, trabajo u otras, puedan tener interferencia con la actividad de ejecución de la obra, o con el movimiento de trabajadores o traslado de materiales.

2. Se exceptúan de esta suspensión las obras referidas en el apartado anterior en las que, por circunstancias de sectorización del inmueble, no se produzca interferencia alguna con las personas no relacionadas con la actividad de la obra.

3. Asimismo, quedan también exceptuados los trabajos y obras puntuales que se realicen en los inmuebles con la finalidad de realizar reparaciones urgentes de instalaciones y averías, así como las tareas de vigilancia.

Disposición final única. Entrada en vigor. Esta orden entrará en vigor el día de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» y mantendrá sus efectos hasta la finalización de la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas, o hasta que existan circunstancias de salud pública que justifiquen una nueva orden modificando los términos de la presente.


No sé porqué, pero alguna gente vinculaba esto a la entrega de muebles, pero tampoco en esa norma se explicita nada al respecto. Asimilar la entrega de muebles a los oficios de obra y reforma es como mínimo un criterio muy, pero que muy amplio. Vuelvo a lo mismo, un agente de la autoridad que se le cruce la idea puede proponer una sanción y parar la actividad, claro que puede, por muy alucinante que me parezca a mi que nací en democracia y estudié Derecho, pero eso no acabará en sanción, y si lo hace se recurrirá con éxito porque no se ajusta a derecho, ni con la legislación del estado de Alarma. A nos ser que en alguna comunidad se dictará algo expresamente relacionado que desconozcamos.

Tampoco es inimaginable, que esta nueva afición de mucha ciudadanía, de convertirse en vecino policial a horario completo, provoque que se genere algún rifirrafe. Por desgracia, el caos regulatorio e informativo que se ha conseguido crear, tiene también como efecto colateral negativo, que mucha gente se dedique a decirle a los demás lo que pueden hacer y lo que no, por miedo, por envidia, o por pura rabia, da igual, en este caso no es por derecho.

Aun así, ayer mismo esa orden también fue matizada y suavizada, insisto, trabajos de reforma.


Aclaración 3 de Mayo

Artículo único.

Modificación de la Orden SND/340/2020, de 12 de abril. La Orden SND/340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden las actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad, se modifica en los siguientes términos:

Uno. El apartado 2 del artículo único queda redactado de la siguiente forma: «2. Se exceptúan de esta suspensión las obras referidas en el apartado anterior en las que, por el tipo de intervención, por las circunstancias de sectorización del inmueble o de delimitación de espacios y recorridos de circulación, no se produzca interferencia alguna con las personas no relacionadas con la actividad de la obra. También quedan exceptuadas aquellas obras que se realicen en locales, viviendas u otras zonas delimitadas del edificio no habitadas, o a las que no tengan acceso los residentes mientras duren las obras, siempre que se cumplan todas las siguientes condiciones: a) Se limite la circulación de trabajadores y materiales por zonas comunes no sectorizadas, y se adopten todas las medidas oportunas para evitar, durante el desarrollo de la jornada, el contacto con los vecinos del inmueble. b) El acceso y salida de esos locales, viviendas o zonas se produzca al inicio y a la finalización de la jornada laboral. c) Los trabajadores adopten las medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias.»


Y continua hablando de obras, nada de entrega de muebles. Aún así. Por si uno es de los que cree que es obra entregar un sofá, o entregar y montar un armario, se matiza que incluso las obras estarán autorizadas, mientras se garantice que el trabajo se desarrolla en un área delimitada como la vivienda, el acceder a ese área de trabajo, se limite, no se prohiba, la circulación de trabajadores y mercancías por zonas no sectorizadas, y se adopten medidas para evitar el contacto con vecinos, además de que los trabajadores adopten las medidas de higiene recomendadas. y se procure que no exista coincidencia.

Yo no creo en absoluto que la normativa para obras sea aplicable a muebles. Insisto, el pensamiento es libre y la regulación muy mala. Las sanciones no las veo viables, pero tener algún problema tampoco es imposible. Una aclaración de la autoridad competente local o provincial podría ayudar. Antes incluso de estas matizaciones, yo he gestionado con dos comunidades de propietarios, la ejecución de dos cambios de carpintería metálica, se ha hecho todo bien con el consentimiento vecinal y no ha habido problema alguno. Esto es más sentido común que legislación, puesto que como repito, la legislación tiene demasiados flecos. Todos tenemos que ser prudentes e interpretar las cosas de forma que no se ponga en riesgo a nadie, incluido el riesgo de arruinarse antes de tiempo.

Domingo Quintero

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestro blog Mueblipedia.com



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies