Ayudas específicas para el sector del mueble ante la pandemia.

Me preguntan últimamente, ¿qué vamos a hacer? Unos a nivel individual, otros incluso con el histórico título de “El sector del mueble”, todos con una ansiedad visible.

Antes de empezar me permito comunicar algo en lo que estoy trabajando, algo a lo que yo llamaría ayuda específica.

En este momento estoy trabajando en un protocolo de seguridad para el trabajo en Tiendas de muebles, desde la propia tienda hasta la entrega a domicilio. Dinamizar las tiendas cuanto antes es necesario, (como ya he dicho en alguna ocasión, soy Licenciado en Derecho y además Técnico superior en Riesgos laborales, pero además no me es imposible contactar con algún reputado experto en epidemiología). Con el patrocinio de Hábitat, Feria Valencia, que en principio financia esta iniciativa y presta colaboraciones valiosas, vamos a desarrollar un conjunto de documentos: Evaluación de riesgo específico, medidas de prevención y protocolos necesarios. Nos vamos a anticipar mejorando las recomendaciones generales de forma específica para la venta de muebles. Con ello intentaremos obtener avales suficientes y poder así desarrollar un sello comercial que indique a los clientes la seguridad con la que pueden contar. Por supuesto ofreceremos estos protocolos a las autoridades pertinentes, para intentar que con su aprobación, se retrase lo menos posible la apertura de los locales y la reanimación de la actividad. Al mismo tiempo, para dirigir esas recomendaciones oficiales desde una perspectiva profesional interna y realista. En un breve espacio de tiempo queremos facilitaros toda la información para adelantar los trabajos necesarios.

Seguimos con el POST sobre las ayudas, ahora sí las típicas, las institucionales:

No puedo dar sabios consejos individuales como el que tira piedras al río, ¡ya quisiera!, pero aún me queda sentido de la responsabilidad. Lo que sí puedo es dar mi opinión ante las típicas acciones, que como sector podemos esperar por parte de las diferentes representaciones, y que no son de extrañar, porque de hecho constato que hay gente que aún espera eso de ellos. Y porque a decir verdad, con los medios y representatividad real con los que suelen contar, no se debería esperar nada más allá de lo que vienen haciendo rutinariamente. Menos aún en un escenario en el que ni sus propios y precarios medios están garantizados a medio plazo.

Recientemente he leído publicado que una patronal regional solicita apoyo al sector y como no, reducción del IVA. A menudo me pregunto si el hecho de anunciarlo es lo más significativo de esas acciones.

No puedo evitar que todo esto me suene a más de lo mismo. Aún así no culpo a nadie. La situación actual pone fuera de juego a casi todo el mundo. En el fondo nadie confía en estos tópicos en este momento, creo que es una especie de ritual balsámico, que por lo visto consuela a algunos, o sirve de placebo, aunque sea de manera efímera. Dicho esto.

¿De verdad, en la situación que vamos a afrontar y de hecho ya estamos afrontando vamos a pedir a las Administraciones “Apoyo”? ¿Apoyo es dinero?, ¿Es rebaja fiscal?, ¿En serio? ¡Pero si el hidroalcohol o las mascarillas han estado sujetos a IVA hasta ahora, y el gobierno se plantea a penas rebajarlo!

Aún diría más; ¿De verdad hemos de esperar que las soluciones vengan desde la Administración? ¿precisamente en esta crisis? ¿De verdad piensa alguien que puede esperar que las Administraciones salgan en auxilio de su sector? ¡Y supongo que lo esperaremos porque la situación del Mueble será una prioridad ante una crisis de salud pública sin precedentes, y un cuadro económico terrorífico que apunta incluso a emergencias sociales!

Estamos ante una crisis global. Afecta a casi todo el mundo, y muchísimos sectores productivos. No soy sospechoso de simpatizar con este gobierno, pero hasta yo entiendo que ya hay ayudas, y que las ayudas son los ERTE que ya están activos en la mayoría de empresas, los avales del ICO que ya veremos cuándo y cuantos llegan, algún aplazamiento de pago y lo que en cada comunidad se haya lanzado. Y son generalistas, pero es que es razonable que lo sean, no son para este sector o el otro, y si lo fueran, mucho no hay que pensar para intuir que serían para el turismo o la hostelería, si esta va a sufrir más tiempo el cierre de sus negocios o simplemente el de la circulación libre de personas dentro y fuera de España.

De hecho, creo que se puede anticipar que se perderán gran parte de las ayudas específicas con las que se pudiera haber estado contando hasta ahora. Es muy probable que los diferentes organismos implicados vean recortados todos los presupuestos no esenciales. A salvo de que en algún punto geográfico muy concreto, el sector forme parte fundamental de un potencial sostenimiento de una zona concreta, como mucho una comarca, es imposible, impensable y casi ridículo pensar que el sector del mueble estará bien posicionado entre las prioridades que se establezcan, a las cuales por desgracia, tampoco llegarán las administraciones por cierto, y eso que entre las mismas se vislumbran auténticos dramas.

Perdonadme el realismo y sobre todo la franqueza, son marca de la casa y creo además que ahora son necesarios.

Si yo, que no soy nadie, os digo esto, es con la mejor voluntad, y creo que algún crédito intelectual. No esperéis nada de nadie, nuestra obligación como empresas y profesionales es analizar el entorno y decidir qué podemos hacer nosotros para sobrevivir, o incluso para aprovechar las múltiples oportunidades que se van a presentar. Si queréis formar parte de algo que actúa con un mismo interés, buscad alianzas con otras empresas o profesionales con las que podáis navegar mejor en la tormenta. Pero para nada, para nada de nada caigáis en el tópico recreativo de creer que formáis parte de un grupo importante en la industria, que va a obtener o facilitar soluciones para poder seguir desarrollando su actividad como viene haciéndolo. Principalmente porque esta crisis desprende urgencias abrumadoras, pero también porque como se viene desarrollando la actividad, probablemente no es como desarrollará después de esta crisis. Aunque se consiguiera alguna limosna, todo ayuda, pero no sería esa la clave ni de lejos. Vienen cambios serios, algunos de ellos mil veces anunciados a buenas, que ahora se abrirán paso a malas. (Si puedo dedicaré algún que otro post a esos cambios previsibles, no hace falta ser Julio Verne.)

En este sentido es el comercio la punta de lanza, la distribución, la prescripción y cualquiera que sea la forma de mediación. Mi cariño por el comercio del muble me puede cegar en ocasiones, pero no me impide ver que, llegados a este punto, sin una distribución con las iniciativas adecuadas, sólo quedará una integración vertical de la fabricación, algo que a priori deberíamos evitar, pero evitar no es simplemente bloquear, porque esta vez no funcionará sin más. Mentes abiertas y a ser posible originales es lo que va a hacer mucha falta. Estarán dentro o vendrán de fuera de lo que hoy llamamos sector, pero lo importante es que estarán y se venderán muebles, eso seguro.

Si queréis saber qué vamos a hacer, no tengo una bola de cristal, pero pienso que lo que vamos a hacer es obvio y muy variado. Muchos desaparecer, otros aguantar, y otros muchos prosperar. Y ¿cómo vamos a desaparecer, aguantar o prosperar? Pues creo que esperando, trampeando y dando tumbos clásicos. Pero sé que también habrá quien evolucione, se adapte o incluso se anticipe, con el convencimiento de que de esta se sale, pero no por la puerta por la que se entró. Y que sea la puerta que sea la que ofrece la salida con éxito, esperar a que alguien nos la abra no es buena idea.

Espero que, por lo menos los que disponen de los recursos y o el ingenio necesario para salir adelante prosperando, quieran hacerlo, tengan la humildad y la generosidad necesarias en unos casos, y el valor y audacia en todos. El futuro de la industria está en sus manos, y no en el despacho de ningún concejal, consejero o ministro, aunque no esté de más arrancarles algún compromiso a cualquiera de ellos. Está en vuestras manos.

Domingo Quintero

4 thoughts on “Ayudas específicas para el sector del mueble ante la pandemia.

  • Responder Javier SANZ cezon 23/04/2020 de 15:59

    Me interesa ponerme en contacto con vosotros

  • Responder Marta G.R 22/04/2020 de 20:11

    Hola! Tengo una tienda de muebles en Badalona y nunca había encontrado un blog que hablara con tanta propiedad de lo que sucede en el sector del mueble. La realidad de tiendas de muebles de toda la vida. Las de barrio, las tiendas que son negocios familiares como el mío. Tus artículos son informativos e inspiradores. Gracias por invertir tu tiempo en hacer un trabajo tan bien hecho. Estoy segura que saldremos de esta. Felicidades!

  • Responder José Arnda 22/04/2020 de 12:52

    Hacia mucho tiempo que te tenía olvidado. Una vez más observo que, como los malos periódicos, empleas “ titulares cebo”
    AYUDAS ESPECÍFICAS PARA EL SECTOR DEL MUEBLE
    ANTE LA PANDEMIA
    Lamento tropezarme cada día con individuos, Empresas Firmas y Entidades que utilizan la demagogia para lucro o fines personales; pero aún es más lamentable cuando para ver qué no hay nada de lo que dicen que van a decir, tienes que leer un texto interminablemente aburrido y falto de concreción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestro blog Mueblipedia.com



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies