Cerrando Hábitat 2019 con una sonrisa colectiva.

Finaliza esta edición de Hábitat. El éxito es algo que dábamos por hecho, y no nos equivocábamos. No vamos a recrearnos en los extraordinarios resultados que esta vez sí, son incontestables y suponen de hecho la consagración de Hábitat como la Feria del sector para España, y de España para el mundo.

Es momento de avanzar desde ya. Como buenos valencianos, con la falla ardiendo empieza la emoción de diseñar, planificar y soñar con la siguiente. Se analizan ya áreas de mejora que Tanto Daniel Marco como su equipo han ido anotando desde que comenzaran los montajes hasta que desaparezca el último stand. Esto se lleva a cabo por pura observación y por la permanente recogida del feedback de los protagonistas, expositores, visitantes nacionales, visitantes internacionales, patrocinadores, etc.

El famoso arquitecto y diseñador, Ramón Esteve en su imponente stand, homenaje de Hábitat a su trayectoria.

Han tenido lugar diferentes eventos, tanto dentro de la Feria, como fuera. Anoche mismo pude asistir a una cita profesional en «La Marina», uno de esos emplazamientos privilegiados que puede ofrecer Valencia, en el puerto, junto al mar y en una noche de temperatura fantástica.  He de decirlo, se sirvió un catering exquisito por cortesía del anfitrión Finsa.

Para quienes no sepan quién es Finsa, sólo decirles que probablemente son clientes desde hace muchos años, puesto que la mayoría de muebles que se fabrican en España están hechos con tableros fabricados por esta empresa gallega. No recuerdo anteriores despliegues en comunicación de Finsa, al menos no con ocasión de una feria. Pero el caso es que le veo todo el sentido del mundo.

El hecho de que una empresa que es proveedora fundamental de la industria nacional,  se haya involucrado con un patrocinio de la Feria,  celebrando además un evento propio espectacular en la ciudad no es ninguna tontería. ¿Qué importancia tiene esto? pues que por fin vamos viendo, que esto va de remar muchos en la misma dirección, y si es todos mejor.

Que el líder en el mercado de tablero forme parte visible del negocio global, y se visibilice también en el escenario de la distribución me parece fundamental. En un momento en el que uno tiene la sensación de que cada eslabón de este sector está buscando la viabilidad dando la espalda al otro, puede que empresas implicadas en el conjunto completo, y  un evento en condiciones, uno del que todos nos podamos sentir orgullosos, como es ya la Feria internacional del Mueble de Valencia, sean vehículo y  foro, o al menos elementos de cohesión útil en el que explorar el futuro juntos, y bien avenidos.

Claro que quién vende materia prima puede y debe ayudar en algo tan noble y oportuno. La verdad es que sin un Finsa enorme como es, si un proveedor como este, aún seríamos más vulnerables a la tiranía de los mercados, incluso de  barreras tecnológicas o legales que algunos pueden ir imponiendo, como ya hemos experimentado en temas como el del formaldeido y otros que vayan llegando, y que sólo con una  multinacional potente pueden afrontarse con relativa facilidad y cercanía.

Bueno, ahora el que no lo conociera, al menos sabrá de dónde vienen todos esos camiones que inundan las carreteras de España con la marca Finsa. Vienen de Galicia, son de una súper empresa española que provee de tableros de todo tipo a la industria desde hace muchísimo tiempo.

Al margen de que sólo por lo dicho, le veo sentido a la participación de firmas como esta en el evento más importante que reúne a toda la industria, la verdad es que al conocer su oferta actual, dudo que no acaben siendo también expositores por derecho propio. No digo esto por la enorme oferta de suelos laminados que tienen, sino por los nuevos tableros compactos que han presentado, un producto que no sólo puede incorporarse a los diseños de mobiliario, sino que tiene enorme potencial para  arquitectos e interioristas como los que se dan cita en esta feria, aplicado de las formas más diversas. No sé explicar este producto técnicamente, pero soy capaz de imaginar un montón de aplicaciones para estos tableros compactos de color sólido, tanto al natural, como con una capa de barniz.

Ahí queda esto. Estoy algo agotado, por lo que me adelanto a pedir disculpas si me falta coherencia en este post, Lo escribo desde un stand aún lleno de gente, el de LOYRATIME concretamente, en los últimos minutos de este enorme acontecimiento. He querido compartir una reflexión sobre el papel de Hábitat como potencial engranaje para explorar el futuro del sector, de ello ha surgido también una mención especial a uno de los patrocinadores, al que pude conocer mejor ayer gracias al interés de Daniel Lafarga, y en el fondo, mi principal  pretensión era cerrar la semana dando las gracias y felicitando al equipo de Hábitat y a todos los expositores, por estos 4 días que dignifican al sector del mueble en España.

Ah! y gracias a todos por venir, por supuesto, porque eso es lo que al final importa.

Domingo Quintero

2 thoughts on “Cerrando Hábitat 2019 con una sonrisa colectiva.

  • Responder Javier Moya 21/09/2019 de 11:15

    Siempre certero y a punto, Domingo.
    Felicidades por la parte que te toca tras ésta feria eficaz e ilusionante, y me felicito también a mi mismo, como profesional español de la distribución, por poder disfrutar de Hábitat.
    Gracias.

  • Responder Juan Carrion 21/09/2019 de 10:11

    Excelente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbete a nuestro blog Mueblipedia.com



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies