Milán. Pocas novedades en este año 2019

En la recientemente celebrada Feria de Milán, quizá hemos encontrado el año menos innovador de los últimos 5, en lo que a producto expuesto se refiere. Diría que ha sido un año continuista en tendencias, porque de hecho, si me pongo a resaltar algunas parecerá que copio los comentarios del post que hice en 2018, o incluso algunos del 2017.

No por esto es menos espectacular la experiencia. Siempre diré que en esa Feria hay algo que está por encima del producto, tanto para profesionales, como para las numerosas visitas particulares que atrae durante el fin de semana. Ese algo es la puesta en escena de las firmas italianas, el exhibicionismo genético de esas grandes empresas que año tras año renuevan su reto de superación para deslumbrar al visitante, mucho más al que acude por primera vez, desde luego,

Hay que anotar que en el pabellón 5, la mayoría de las firmas elitistas consolidan el formato de stand de acceso restringido para limitar la cantidad de público en el interior, o directamente para atender sólo a clientes e invitados. Esto que indigna a muchos, debe ser todo un placer para los que están invitados, y sobre todo un lujo para sus clientes, que al fin y al cabo son exactamente el segmento lujo. Desde luego, es un contratiempo molesto para todos aquellos que sólo pretenden mirar por gusto, por copiar, o por cualquier cosa menos comprar, porque es fácil que no se acceda finalmente, o que el tiempo a invertir en acceder sea insensato, teniendo en cuenta el tiempo del que se dispone, la energía, y las dimensiones de la Feria.

Hablando de dimensiones, no quiero olvidar que este año el evento ha perdido expositores españoles, una de sus más nutridas representaciones extranjeras. No es de extrañar dado el empuje  que muestra Hábitat en Valencia, alineada con el valor añadido que buscan estas firmas españolas y portuguesas en Milán, y el incomparable mejor precio y trato que obtienen en la ciudad del Turia. (Hábitat, la Feria internacional del Mueble en Valencia sigue creciendo con fuerza, aumenta dos pabellones este año y en estas fechas ya es difícil conseguir metros para participar en esta edición de Septiembre 2019)

Por lo que se refiere a Tendencias destacables, sólo unos apuntes, como siempre desde mi humilde perspectiva más comercial que artística.

  1. Sigue habiendo mucho hierro en los diseños actuales, tanto en muebles auxiliares que en muchos casos son completamente metálicos, como en el resto del mobiliario, en el que los componentes metálicos resaltan ya desde hace unos años. Tras la desaparición del cromado, otros brillos han ido desapareciendo también, aunque siguen habiendo propuestas de oro rosa, cobre y otros, de imagen más cálida y menos brillante. A mi parecer, no es que este año haya entrado más hierro, yo diría que prácticamente lo mismo, pero sigue siendo una tendencia clara.
  2. Los frentes y tapas en mármol invaden la mayoría de las propuestas y proliferan ingeniosas soluciones de imagen pétrea, como los cristales sobre lámina, impresos, e incluso las melaminas, que han llegado a un nivel estético táctil increíble.
  3. Entre todos los colores hay que seguir hablando de algunos azules, del verde y el rosa, y destacar que el color actual es apagado, sin brillos fosforescencias ni luminosidad excesiva. Predomina el color cálido, eso sí, hemos podido ver estampados muy arriesgados que absorben todo el protagonismo allá dónde te los encuentras.
  4. Las firmas Italianas nunca han dejado de exponer y renovar librerías, se puede decir que son su fondo de Armario eterno, y siguen siéndolo, quizá incluso podemos decir que con furerza renovada.
  5. En el capítulo de mobiliario cabe destacar la presentación de armarios, cada vez más completos, cada vez más sofisticados en el herraje, la iluminación etc. Pero además este año, hemos visto interesantes vestidores que se creaban en un espacio sin soporte de obra, con estructura exterior totalmente cubierta por el tablero del propio fabricante, y con puertas de paso que forman un todo de la colección. Es más, diría que los sistemas de puerta corredera trascienden de lo que hasta ahora eran usuales en la fabricación de armarios, y entran de lleno en otra categoría hasta hace poco reservada a la construcción,  también con puertas hechas de carpintería metálica en algunos casos. Puede que en este sentido se esté abriendo una nueva línea de negocio interesante para mueblistas. Yo desde luego he visto algunas puertas y paredes correderas con las que me encantaría contar en mi propia casa.
  6. La tapicería tampoco experimenta ninguna revolución, siguen proliferando estructuras de pata metálica, brazos más delgados en sofás de diseño, terciopelos, y en general, continuidad.
  7. No sé si es una visión personal, pero diría que los italianos están apostando por el mueble singular también en el dormitorio juvenil, proliferan piezas y no tanto sistemas.
  8. Otro clásico Italiano que nunca se ha desarrollado tanto en el mercado español son las camas tapizadas. También me atrevería a decir que a este otro básico de los italianos, se le da nueva vida y he de reconocer que cada vez me gustan más.
  9. Las enormes maderas macizas de apariencia rústica siguen presentes con fuerza. No diría que con más fuerza, de hecho pienso que el crecimiento de ese fenómeno debe haberse estancado, por suerte para los bosques del mundo.
  10. Insisto en el metal, no tanto porque crea que se trata de una tendencia nueva como ya he dicho, sino porque abre en muchos fabricantes y distribuidores posibilidades de negocio más allá de lo tradicional en hogar. Encontramos puertas de paso, parabanes, separadores, estantes decorativa.

Fuera de este listado quiero resaltar la proliferación de muestrarios de materiales y acabados colgados de la pared a modo de cuadros, en ocasiones verdaderamente artísticos y decorativos. Me ha parecido una ingeniosa opción de presentación, muy válida para poner en práctica en las tiendas especializadas, y por eso, aunque no sea una tendencia de producto, creo que es positivo remarcarla.

 

Por lo demás, sigo pensando que este evento tiene un componente formativo muy interesante comercialmente hablando, aunque el gigantismo sigue siendo un problema, y los precios de los hoteles en esa semana son un inconveniente grande superado por el hecho de que si te descuidas ni a esos precios consigues algo bueno. La Feria comunica igualmente éxito de visitas, aunque ellos mismo no compraran años pares con impares, y es lógico, la confluencia con la feria de las cocinas en años pares hace de estos los años más potentes, los años en los que más arquitectos y visitantes profesionales se esperan, y por tanto los años en los que las apuestas de diseño e innovación cobran fuerza. Este año era impar y yo diría que se ha notado.

Domingo Quintero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: