2018, un año con mucho significado.

Cerramos el año 2017 y es difícil no repetirse a la hora de hacer un balance sobre la marcha del sector del comercio de muebles en España.

Me gustaría anotar una reflexión que un amigo más joven que yo me hacía en noche buena. Se trata de un tipo joven que se cree joven, porque de hecho lo es, y porque no habiendo llegado a los 40 sueles creerte más cercano de los 20 que de los 50.

El caso es que alguien le hizo la reflexión siguiente: “¿Tú has pensado que si entramos en 2018, los nacidos en el 2.000 se hacen mayores de edad?”

A esto mi amigo dedicó un pensamiento espontáneo y recordó que hizo la mili en el 1.998. La idea de que dos años después de hacer la mili, nacieran los que ahora son mayores de edad le encogió la juventud y el alma. Parece que su respuesta fue simplemente “¡Joooder!

Escuchando esta anécdota no pude evitar retrotraerme yo también. Hay muchos recuerdos, pero pesó especialmente el de la noche vieja de 1.999, y viene a cuento porque está relacionado con las tiendas de muebles. ¿Quién no recuerda la apocalíptica incertidumbre acerca del comportamiento de los equipos informáticos cuando el calendario de estos llegara a las 23:59:59 del día 31/12/1.999? El que la prensa llamó, EFECTO 2000.

 

Todos los jefes de tienda de la empresa en la que yo trabajaba teníamos que estar localizables durante la noche vieja por si había que acudir de urgencia a las tiendas a la orden del informático de servicios centrales. Y ahí estuve yo con mi móvil toda la noche de fiesta, a pesar de que a partir de las 03 habría sido más útil mandar a mi perra a solucionar un tema informático que a mí mismo. 26 añitos me alumbraban en aquel momento, y a esa edad no se pueden sacrificar nocheviejas así por así.

Por suerte no pasó nada en el mundo, la mayoría de los equipos electrónicos reiniciaron su fecha a cero sin más, y los que ya tenían contemplado el segundo millar de años, como si tal cosa.

Recuerdo que todo aquello nos parecía alucinante e hizo que el mundo entero reflexionara sobre la dependencia de la tecnología. Estudiando esto desde el futuro, cualquiera diría que estábamos ciegos visto lo que venía a la vuelta de la esquina, teniendo. Prácticamente no se utilizaba internet o incluso no se conocía, muchos llevábamos ya teléfonos móviles, si, pero no teléfonos inteligentes o Smartphones, los pedidos se enviaban por fax, y las impresoras más utilizadas eran matriciales de multicopia, o como mucho de inyección de tinta, los coches no nos guiaban, y por supuesto no existían la Nube, Las redes sociales, etc.

Dieciocho años después, han pasado una época de gloria económica para el sector, y otra de depresión. La tecnología ha evolucionado a niveles inimaginables en 1.999, y a tal velocidad que ha hecho que ahora ya no exista nada inimaginable en ese aspecto. El diseño de mueble no ha variado tanto, aunque por supuesto hay notables cambios de tendencia muy relacionados con los cambios en las viviendas, la tecnología, y la evolución socioeconómica de nuestro entorno.

La verdad es que si algo ha evolucionado tanto como la tecnología es el consumidor, y eso que me refiero al consumidor de siglo 20 en el siglo 21.

La pregunta que me ronda la cabeza, quizá la pregunta que explica muchas de las situaciones individuales y colectivas del sector del mueble en España es: ¿Cómo ha cambiado la tienda especializada en muebles durante el siglo 21?

La respuesta no es mucho más alegre en otros eslabones de la cadena de valor en nuestra industria.

A decir verdad, existe una evolución notable en la logística y la entrega a domicilio. Pero esta evolución ha sido provocada por nuevos operadores on line a los que se les negaba el futuro en virtud, entre otras cosas, de esto mismo.

Puede que sea necesario tocar fondo, e incluso morir para nacer de nuevo. Este año hemos visto como algo tan gigante como la Feria Internacional del Mueble de Valencia resurgía de entre los muertos, tras asumir su fallecimiento y tratar de empezar de cero. Y el resultado ha sido positivo, y más que lo será el año que viene si todo lo que se pretende hacer se lleva a término. Es sólo un ejemplo, y no necesariamente de reinvención total, en ocasiones un giro estratégico es suficiente, pero cuesta verlo sin pararse a mirar. Algunas empresas de nuestro entorno han protagonizado cambios enormes, muchas han cerrado, y otras nuevas se han creado o han aparecido en nuestro país, cuando antes no les interesábamos.

Así mismo habrá empresarios que no encuentren camino hasta terminar el miserable sendero que recorren desde hace años por pura inercia. Empezar de cero te coloca en la casilla de salida, sin galones, con humildad, que es lo que te permite ver y oír más allá de lo que crees saber, en ocasiones sin muchos medios, lo que agudiza el ingenio pero es un problema serio, y siempre con mucho esfuerzo, que se lleva algo mejor con ganas, las que encuentras si encuentras la esperanza en un proyecto.

En un mercado mucho más estrecho y competitivo, las evoluciones no siempre tienen premio, pero albergan alguna esperanza.

Se hace mayor de edad el siglo 21, y con él una generación que aún no se ha planteado comprar un mueble, pero que cuando se lo plantee, si nadie lo corrige, es muy posible que la mayoría no pase de su pantalla de ordenador, o Smartphone. Esto no debería ser ya un tema discutible.

Unos verán en esto la muerte, mientras para otros se iluminan un montón de ideas. ¿Quién nos dice que para algunos que ven todo esto desde nuevas perspectivas no estamos ante un momento de grandes oportunidades para el comercio de muebles?

En todo caso, esto sólo ha sido una reflexión ante la evidencia de que ese fantástico siglo 21 que veíamos en las películas ya es adulto por derecho. Para el año que comienza os deseo lo mejor, ojala fueran 365 días sin política, que puestos a desear, al acabar 2017 parece que esto te viene a la mente casi espontáneamente, nos deseo a todos que el terrorismo se acabe, y como no, un clásico insuperable, salud, por favor, mucha salud.

Feliz año.

 

Domingo Quintero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter


 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: