Comprar muebles on line. Cada vez más cerca.

El aumento de la venta on line de muebles y productos para el hogar es cada vez más significativo. No sólo crece la cifra total de negocio, sino que también lo hace la cifra de operadores. Hasta los datos conocidos, el crecimiento era ya superior al 15% anual en volumen de negocio, pero estos datos consolidados son ya historia. Con el fin de año empiezan a llegar algunas cifras que iremos destripando.

El sector es muy atractivo para plataformas digitales importantes, y una vez más se debe a las enormes debilidades del modelo de negocio mayoritario en España. El comercio especializado encaja muy mal la revolución del consumo que estamos viviendo, y no siempre es debido a dificultades en la mentalidad o en las capacidades de las personas que están al frente, sino que en la mayoría de los casos, hay también un tema de infraestructuras, costes empresariales, inversiones, etc. El caso es que por unas causas u otras, son constantes las penetraciones en el mercado. Y esto sólo acaba de empezar.

Hasta ahora se veían entrar y salir iniciativas de venta on line de pequeño o mediano tamaño. Pero el mundo on line no es muy diferente del of line en realidad. Cuando hay negocio la llegada de operadores grandes y potentes es inminente. Si of line ya sabemos que existen monstruos como IKEA, CONFORAMA, o los mismos HIPERMERCADOS y centros de bricolaje, y si ya hemos comprobado que su cuota de mercado crece, no podemos esperar cosas muy distintas del mercado on line a medio plazo.

Ya tenemos plataformas enormes operando en España, y puede que una de las revelaciones más interesantes sea de hecho una Española que se ha convertido en una enorme multinacional en poquísimo tiempo, Westwing. Esta empresa cuyas cifras no vamos a comentar para no hacer llorar a nadie, es un ejemplo de triunfo emergente, de lectura de mercado y de ejecución eficaz. Pero también es el ejemplo más oportuno de que el gran capital está interesado en la venta de muebles y artículos para el hogar, la inversión privada que ha conseguido atraer es astronómica, en un momento en el que cualquier empresario tradicional de este sector te dice que no invertiría en la venta de muebles en España. En estos momentos esta firma mantiene una intensa campaña televisiva.

Como digo, son varias las firmas poderosas que están ya vendiendo on line millones de euros al año en nuestro país, los datos están en el Registro Mercantil, no son una fantasía. Esto tenderá también a una concentración de mercado hacia los mejores y más poderosos, y el tiempo también juega. Los primeros consiguen mejores posiciones. A pesar de eso, no todo son ventajas para los pioneros. Lo cierto es que algunas de las barreras preexistentes como la siempre nombrada logística complicada del mueble están desapareciendo gracias al tesón de los que abren mercado, para beneficio de todo el que venga detrás, ya que son las agencias de transporte las que evolucionan, y lo hacen para todo el que les pague. El tema de las devoluciones, en el que son más generosas y efectivas ya las plataformas on line serias, los plazos de entrega, etc.

Otro de los fenómenos que evoluciona mucho más rápido de lo que se podía esperar es la aceptación del público a la compra on line de muebles. Si hace algún tiempo se daba por hecho que jamás un español compraría un mueble sin verlo y tocarlo. Más aún, si era imposible del todo que alguien comprara un colchón o un sofá, sillón, silla, etc. sin probarlos, las cifras de venta de estos dos artículos por internet en estos momentos podrían dejarnos sin palabras a todos.  Aquí hay que tener en cuenta que las condiciones de venta de las plataformas serias son muy buenas, plazos, devoluciones gratuitas, precios…

Esto va muy deprisa, y hasta ahora no hace más que acelerar. Pero en otros sectores la cosa ya ha ido más allá, han surgido nuevos negocios que son meros filtros de la oferta, negocios mucho más poderosos que se convierten en canal de comunicación necesario. Los hoteles ya saben que no se puede vivir sin llevarse bien con Booking, a la publicidad televisiva ya sólo parece que lleguen los buscadores de seguros más que los seguros, o los de los viajes y no las agencias, Zapatos y zapatillas, o las webs de venta de ropa y no las tiendas en las que se venden, o las de venta colectiva de cualquier cosa que en realidad no venden ellos mismos. ¡O lo último! Lo más sagrado, ¡comer! Ahora si queremos pedir comida ya no nos acordamos del chino o del pizzero, pronto sólo recordaremos “JUS TEAT” o “LA NEVERA ROJA” y ellos ya decidirán quién vende comida en nuestro barrio, y quién no.

Lo mejor es presenciar esta revolución como consumidores. Para el que tenga que hacerlo como empresa implicada, puede no ser tan agradable pero es igual de fascinante. Viajar a países que nos llevan años de ventaja ayuda a no verse sorprendidos.

Ya lo dije en otra ocasión: El negocio no se crea ni se destruye, se transforma.

Domingo Quintero.

Compártelo:
1 comentario
  1. sandra

    buenas opciones, me encanta.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: