¿Cabezal largo o corto? 10 puntos a tener en cuenta.

Si has decidido cambiar el dormitorio, o al menos la cama, puede que te encuentres con la duda entre un cabezal del ancho de la cama o uno que continúe por encima de las mesitas o arropándolas, como el cabezal lacado blanco de nuestra portada, colección Nona de Loyra.

En las tiendas de muebles vas a ver casi más cabezales corridos o con galerías que cabezales sencillos del ancho de su cama, sobre todo si el mueble que te gusta es de estilo moderno. El caso es que España puede que sea el lugar en dónde este fenómeno ha sido y es más notable.

Sin entrar en gustos, ni en el porqué de esta moda no pasajera que parece inspirada en habitaciones de hotel, vamos a tratar de señalar algunos puntos importantes en la instalación de cabezales de uno y otro tipo.

Cabezal de la colección Fenix de F.Franco Furniture

Cabezal de la colección Fenix de F.Franco Furniture

Diez puntos a los que dedicar una pequeña reflexión antes de decidir:

1. El cabezal corrido o el que tiene dos alas que cubren toda la pared tras las mesitas va a tapar los enchufes e interruptores de luz.

2. Podemos solucionar el tema eléctrico en los cabezales largos sacando la instalación eléctrica para montarla sobre el propio cabezal. Lo suyo es adquirir unos enchufes más decorativos que los que tenemos en la pared. Esta operación puede suponer un pequeño sobrecoste. El montador de la tienda de muebles puede hacer este trabajo de montaje, aunque es lógico que te exija que las conexiones las haga un electricista, cada uno tiene capacitación para lo suyo y seguro de responsabilidad civil de acuerdo con su profesión.

(En aquellos proyectos en los que la instalación eléctrica no tiene la ubicación idónea, el hecho de que lo pongamos sobre el cabezal puede ser la solución. El cableado quedará oculto y podemos recurrir a esta opción para reposicionar todo sin tener que hacer regatas ni pintar paredes etc. El proceso será limpio, sencillo y más económico que la obra.)

3. Si pretendemos instalar apliques o flexos de lectura orientables, desde luego será mucho más fácil hacerlo sobre el tablero de un cabezal que sobre la pared, si el diseño lo permite. Podremos dejar perfectamente ocultos los cables sin necesidad de obra.

4. En los casos de cabezales tapizados corridos o con galería, si tu idea es sacar conexiones eléctricas, asegúrate de que se aclara esto al fabricante y prepara el cabezal para ello. Hacer perforaciones atravesando el textil para adaptarlo después no es una buena idea. En un comercio especializado sabrán gestionar este   tipo de peticiones asegurándote el resultado final.

5. Un cabezal singular del ancho de la cama siempre podrá reutilizarse en otro espacio si quieres trasladarlo. Los cabezales corridos son más difíciles de reutilizar en otros espacios.

6. Algunos cabezales sencillos van cogidos a la cama o equipo de descanso y no a la pared, eso permite moverlos con sólo estirar de la cama. Para los más escrupulosos con la limpieza puede ser un factor determinante. Aunque un cabezal cogido a pared debe quedar perfectamente unido, no se puede asegurar que no se acumule algo de polvo en el interior, y será muy complicado acceder a él.

7. En cuanto al precio es más una cuestión de qué modelo de cabezal te gusta. A mismo modelo, evidentemente el corto va a ser notablemente más económico.

8. Por lo que se refiere al efecto decorativo, eso es una cuestión de gustos, pero es sensato pensar que cuanto más cabezal, menos destacan los muebles, se convierte en la pieza que lo absorbe todo. Si las mesitas o el resto del mobiliario tienen mucho que decir, puede que el cabezal ajustado a la cama se lo permita mejor.

9. Si la pared no está demasiado bien, no es perfectamente recta y lisa, piénsate mucho lo de elegir un cabezal corrido, y más aún uno con alas, es muy probable que no quede perfecto, o que tarde poco tiempo en perder su perfecta instalación. Lo mismo si el espacio obliga a encajar el cabezal de lado a lado o a hacerle medidas o cortes especiales.

10. Cuando la profundidad es un obstáculo, ten en cuenta que también hay cabezales corridos que se cuelgan por encima de la altura de la cama, así podrás pegar el somier y el colchón a la pared y ganar unos centímetros.

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: