¡El cierre del año! Cierre de fábricas de muebles, un problema para todos.

Aunque parece que las cosas se van espabilando, aún presenciamos algún que otro cierre de empresa que nos pone a todos los pies en el suelo. El último gran cierre por su notoriedad es sin duda hasta el momento el trastazo del 2015. Supongo que todos los profesionales tienen claro ya que me estoy refiriendo a la Firma Moblec. ¡Menudo golpe recibir de la noche a la mañana la noticia de que esta conocidísima fábrica de la Senya cerraba sus puertas sin más!

En cualquier sector se producen cierres de empresas, y seguro que en todos ellos hay perjuicios molestos. Aquí nos toca hablar sobre el sector del mueble, donde los cierres de empresas generan más de una situación complicada, por decirlo de alguna manera.

Desde la perspectiva comercial, en la relación de la fábrica con sus distribuidores, o clientes profesionales.

– Exposiciones de muebles que caducan al instante, puesto que ya no se puede trabajar con esos productos y toca venderlos a cualquier precio, asumiendo las pérdidas de dinero y de espacio mientras permanecen en la tienda los muebles de la marca cerrada.

– Compromisos con clientes que ya no se van a poder cumplir. En estos casos puede que incluso sea necesaria la devolución de cantidades recibidas a cuenta.

– Garantías post venta sin respaldo del fabricante.

– Gestión de la documentación comercial, webs, folletos y otros soportes en los que se exhibieran los muebles de la empresa cerrada.

– Gestión administrativa de los posibles saldos pendientes, atención a organismos acreedores como Hacienda, Seguridad Social, u otros.

– Etc.

Pero en esta relación de dos siempre se puede afirmar que es parte del juego, parte del riesgo empresarial. El mismo riesgo que supone para los fabricantes la posibilidad de encontrarse a un distribuidor cerrado, a la hora de cobrar facturas pendientes por ejemplo.

Es más importante aún la perspectiva del consumidor:

– Imposible recibir cambio de una pieza defectuosa.

– Imposible ampliar el amueblamiento con los mismos muebles.

– Posible problema con la tienda, ante la imposibilidad de ofrecer alternativa.

– Posibilidad de que el comercio acabe entregando una réplica no original, informando o no al comprador de que se va a hacer el mueble en otra fábrica.

– Etc.

¿Por qué digo todo esto? Pues porque me parece que hay que ser muy responsables. La apariencia de normalidad hasta el último día es comprensible, pero hay que tratar de programar las cosas para minimizar los daños.

¡Moblec acababa de sacar un catálogo nuevo! ¡Estaban haciendo implantaciones nuevas, incluso recogiendo antiguas exposiciones! Como siempre en estos casos, puede que los representantes de las distintas zonas estuvieran defendiendo la normalidad hasta el día después, incluso puede que se lo creyeran.

La cara que se le pone a un comerciante cuando se da cuenta de que tiene exposiciones recientes, de un fabricante que acaba de cerrar, hoy en día que cuesta tanto decidirse por invertir en uno u otro producto es la cara de  engañado que todos podemos imaginar. Aunque eventualmente consiga devolver algún recibo, que vaya usted a saber si no acaba suponiéndole un problema, ¡encima!

No es aceptable que haya consumidores que crean que van a recibir en sus casas un mueble de la marca que escogieron, y acaben recibiendo algo hecho  en cualquier fábrica que lo va a hacer de prisa y corriendo, en primera tirada, y muy probablemente sin los planos técnicos ni las materias primas originales. Y digo que no es aceptable, pero se hace, y así le va a este sector en lo que se refiere a la consideración del público.

Cada uno que reflexione por su cuenta lo que quiera, y el público que se preocupe al máximo de qué y a quién compra, de momento ese es el mejor consejo.

No hay ninguna obligación de ceder planos o conservar stock para garantizar post venta de productos industriales como el mueble. No existe ninguna garantía o seguro que cubra responsabilidades del fabricante frente al distribuidor ni viceversa.

De los perjuicios a empleados, o a proveedores y acreedores varios no hablamos, esos no son específicos del sector del mueble y para ellos existe una enorme regulación legal, mejor o peor, pero existe. Si los responsables han cometido cualquier error o negligencia en la gestión cabe la posibilidad de que acaben respondiendo ante todo el mundo con todo su patrimonio presente y futuro. Y si de lo contrario no hay errores ni negligencia, o se han preparado bien las cosas, no habrá responsabilidades personales.

Por otro lado, en las tiendas no han faltado los oportunos rumores sobre quién haría los muebles de Moblec para seguir dando servicio. A mí me dijeron que Moblec cerraba, dos días antes de que eso sucediera. En el minuto uno del cierre ya había quién me había dicho que los muebles los haría Mobenia, a la semana siguiente había un portugués recogiendo pedidos por toda España asegurando que lo iba a hacer perfecto y mejor de precio, y a los pocos días me aseguraban que va a ser Piferrer. La verdad es que no tengo la menor idea de si alguien va a hacer algo o no. También es cierto que lo de hacer muebles no es tan fácil, hacerlos perfectamente y además sacarles rentabilidad de buenas a primeras menos aún, por eso creo que no hay que hablar de relevos a la ligera, como si un proveedor fuera un niño dando a la comba que se va y viene otro a dar.

Lo dicho: creo que hay que ser responsables y tratar de minimizar los daños. A los distribuidores y a los clientes, como mínimo hay que darles la información apropiada para que no se produzcan situaciones indeseables.

Ahí va una prueba de todo esto: estamos a 8 de abril de 2015, Moblec está cerrado, pero si soy consumidor o interesado me meto en su Web y ¿qué me encuentro? “ Bienvenido a Moblec” aquí no ha pasado nada, como si tal cosa. ¡Incluso un apartado de noticias en el que se presenta nuevo catálogo! Será esta la última noticia importante de la marca, lo de que está cerrado no le importa a nadie seguramente.Si el de la tienda me está diciendo que está cerrado ¿quién miente?, si el de la tienda me dice que me sirve Moblec, ¿por qué va a ser mentira?… (WEB DE MOBLEC AQUÍ)

Domingo Quintero

Visita Mueblipedia para ver muchísimas colecciones más de los mejores fabricantes españoles.Aquí.

Hazte seguidor de Mueblipedia. Aquí.

Fabricante, Publica tus coleccionesAquÍ

Compártelo:
Comentarios
  1. Agus

    Buenas noches Domingo. Sinceramente me parece bastante osado poder hablar con tanta alegría de algo que se desconoce en su totalidad… Creo que antes de lanzar un articulo como el que escribió en su momento, debería de informarse acerca de los motivos reales que llevaron a la firma Moblec a cerrar, y créame que si usted sabía eso dos días antes del mismo cierre, entonces debe de tener dotes de adivinación, ya que el cierre se produjo de una manera súbita y obviamente inesperada. Y se lo dice el propio administrador de la sociedad, al que le tocó vivir una verdadera pesadilla, y el que se desvivió para dar una solución a los clientes afectados por el mismo cierre. Tan sólo quiero decirle que muchas veces la ignorancia es muy atrevida, y que tampoco vale todo en este mundo… un saludo.

  2. Aurora (@AuroraMontesa)

    Piferrer lo lleva? cuando compré el dormitorio recuerdo que era más caro

  3. Aurora (@AuroraMontesa)

    Compré hace 5 años un dormitorio moblec, me gustaría saber quién lo hace ahora? Gracias

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: