Los grupos de compra y el sector del mueble. I

 Hay muchas críticas a los grupos de compra en el sector del mueble. Bueno, críticas hay a los grupos de compra, a los representantes, a los comerciantes, a los fabricantes, y hasta a los clientes. La verdad es que en nuestro sector hay una gran experiencia en la crítica al prójimo en general.

En mi opinión, y saltándome toda una serie de discursos manidos que no me apetecen, el principal problema de los grupos de compra conocidos es la heterogeneidad de su masa social. Creo que el hecho de que un grupo esté constituido a base de empresas con enormes diferencias entre sí  es un palo en la rueda que hace muy difícil tirar del carro. Y el gran problema empieza si la estructura se sustenta sólo con la participación de todos, porque no hay un euro que perder.

 Que originalmente, la razón de ser fuera la reunión de capacidades de compra para mejorar las condiciones, no impide que a día de hoy la mayoría de los responsables de grupos tengan claro que el paquete de servicios alternativos que deben ofrecer a socios o asociados se ha convertido en una necesidad, puesto que la cuenta ya no se paga con lo que aportan los proveedores. Pero es que además, casi todos estaremos de acuerdo en que la importancia de las políticas  y acciones de venta es ahora más relevante que nunca, sin olvidar la necesidad de negociar bien lo que uno compra. Y es ahí donde la heterogeneidad cobra tintes de enfermedad incurable en estado metastásico.

 Puede que fuera difícil sostener negociaciones de compra eficaces poniendo en valor una compra conjunta que no es tal, pero sea por inercia, sea por desesperación, el sistema sigue asimilando ese juego.  Pero cuando hablamos de estrategias de marketing dirigidas al consumidor, la especialización, o al menos la segmentación tiene premio, elaborar un mensaje o una estrategia común con la que aunar esfuerzos e inversión debe marcar la diferencia respecto de la acción individual, y todo eso, si no se está en línea, a priori se presenta como mínimo poco eficiente.

Pero bueno, todo esto son pensamientos míos, cada uno puede pensar lo que quiera o lo que le convenga. Al fin y al cabo esto es como el futbol, todo el mundo tiene la solución, pero nadie sabe quien ganará la liga.

Domingo Quintero

Compártelo:
1 comentario
  1. Antonio Boluda

    De acuerdo en todo Domingo, solo añadir que viéndolo desde fuera en estos momentos, los grupos de compra deberían pensar mas en el cliente que en el proveedor, cosa que nunca se ha hecho, por intereses personales e individuales.. Desde que me retire del sector, lo poco o mucho que he hablado con algunos colegas y amigos poco ha cambiado el sistema y poco hay que hacer si como bien dices, el negocio no se dirige a la segmentación o especialización. Difícil es si no se cambia la mentalidad y por lo que veo eso sigue igual. Realmente me da pena, porque a veces cuando mis hormonas huelen la viruta todavía sienten melancolía y recuerdan buenos momentos y me duele que no haya cambios importantes en los comercios, pensando en cosas distintas que no sea el beneficio propio individual y egoísta..
    Siempre bajo mi modesto punto de vista intentando ser objetivo y desde fuera

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: