Comercio de muebles, “Camina o revienta”.

Observando lo que ha ido sucediendo en sectores comerciales como el textil, el deporte, el electrodoméstico, el bricolaje, la alimentación, etc. aunque se tengan en cuenta las particularidades que diferencian al comercio del mueble, es relativamente fácil entender que la tendencia lógica de las cosas es que se produzca una concentración del mercado en torno a unas cuantas firmas comerciales, o en segmentos más bajos, en torno a los Hipermercados.

Teniendo en cuenta que la personalización es la mayor defensa del comercio tradicional especializado, debemos pensar que seguirán existiendo comercios que trabajen sobre pedido, y eso implica una supervivencia de uno de los elementos troncales del modelo de negocio que hasta hoy hemos conocido. Pero en este mismo mundo existen tiendas grandes, tiendas pequeñas, y decoradores, interioristas y arquitectos que ya no rechazan proyectos menores de amueblamiento, por lo que deben ser considerados parte del juego.

Con una demanda mucho menor y unos hábitos de consumo revolucionados, el comercio individual, familiar o local, parece tener el viento en su contra más que nunca. Al margen de algunas empresas que han alcanzado infraestructura y notoriedad singulares, y gozan con ello de ventajas competitivas importantes, y sin excluir a estas tampoco, es probable que agruparse de una u otra forma sea de los pocos caminos viables. En todo caso, lo que parece que todos tenemos claro ya es que no es momento de quedarse parados, el comercio de muebles debe dar los pasos necesarios y deberá acostumbrarse al cambio constante como forma de vida. Dar pasos es caminar, y por eso el título “Camina o revienta”.

Hemos conocido muchos grupos de tiendas con más o menos éxito, y hasta ahora se trata de grupos de compra. Con un mercado de demanda salvaje como el que teníamos, la compra era la clave, concentrarse para mejorar las condiciones de compra, o para obtener exclusividades era algo lógico. En un momento en el que el mercado es de sobreoferta, comprar bien sigue siendo uno de los puntales del comerciante, pero atraer al público, conseguir demanda y vender, debe centrar la atención de cualquiera que quiera sobrevivir. Si a eso le sumamos la globalización de la información que ha traído Internet, el esfuerzo para una pequeña empresa familiar puede ser más que desbordante. Por eso es tan importante que los Grupos de empresas que surjan, o los que evolucionen de formas ya existentes cambien profundamente. (En próximos artículos afrontaré más profundamente el tema de Los Grupos.)

Círculo Mobiliario es uno de esos Grupos de empresas que nació con el afán de garantizarse las mejores condiciones de compra para competir en el mercado. En el momento actual, Círculo ofrece otro abanico de servicios a sus asociados, y están tratando de encontrar fórmulas de colaboración para servir de palanca en todos esos esfuerzos que las tiendas deben hacer para adaptarse. No es tarea fácil, y hay mucho que hacer tanto en las tiendas como en los propios Grupos, pero con la mentalidad apropiada de su Gerente y su consejo de Administración, y con la masa social de la que parten, tienen mimbres para tejer un cesto en el que otros comercios puedan encontrar una manera más confortable de trabajar.

Domingo Quintero

Hazte suscriptor de nuestro blog AQUÍ

Entra en la Web de Mueblipedia y descubre muchas mas colecciones de fabricantes españoles. AQUÍ.

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: