Los mejores colchones para camas articuladas.

En lo que se refiere a colchones, ya hemos escrito unos cuantos post (Ver Aquí). Hoy vamos a resolver la pregunta más fácil.

¿Cuál es la mejor opción de colchón para un somier articulado?

El colchón de Látex, sin ninguna duda. Pero de Latex todo el colchón, nada de inventos que incluyen una capita de este material. El colchón será todo un bloque o pastilla de Látex, y según el modelo irá perforado de distintas maneras para facilitar aún más su flexibilidad y la transpiración. Además de estos colchones, se ofrecen como idóneos para articulados algunos con núcleo de espuma al que se le hacen diferentes trabajos, cortes perfilados, etc. Pero no tiene nada que ver una cosa con la otra, si el colchón va a moverse sobre un articulado el latex es lo mejor con diferencia.

¿Por qué está tan claro?

Es lo más flexible que existe, se adapta mejor que cualquier otro a las curvas que harán las articulaciones del somier. No tienen núcleo de muelles ni de espuma que le restarían flexibilidad.

Es indeformable. Este material penetró en el mercado hace muchos años con esta cualidad como principal argumento. Un colchón que será doblado diariamente necesita la máxima indeformabilidad. La visco y otros materiales pueden ser indeformables, pero necesitan un núcleo que no lo es.

En esto del descanso hay muchos matices, y al final a cada usuario se le debería prescribir uno u otro equipo, no obstante, decir que los colchones de Látex deben considerarse entre las mejores opciones de calidad no es ni mucho menos descabellado, sea o no para un somier articulado.

¿Por qué es además bueno el colchón de Latex?

No conserva humedades. De hecho el Látex es una Goma que podría lavarse con agua perfectamente, la repele. Mantener una limpieza e higiene en las fundas es más que suficiente. Cualquier otro colchón va absorbiendo poco a poco sudores y otras humedades hasta cantidades impresionantes que pueden superar los 10Kg de peso a los 7 años.

Antiácaros y antimoho. Es un producto en el que los bichitos no tienen nada que hacer, por lo que no anidará ninguno. Como siempre hay que tener en cuenta que nos acostamos sobre las fundas y la ropa de cama, así que cada uno debe tener claro qué tejidos necesita y qué mantenimiento hace de ellos, la higiene es súper importante sobre todo para los alérgicos.

Los colchones de los que hablamos se ofrecen sobre todo en formato desenfundable, usted puede abrir el colchón y comprobar que lo que hay dentro es exactamente lo que le han ofrecido, o al menos lo parece. Comprobará que no es un colchón hecho a piezas, ni se trata de un bloque de distintas capas, que las perforaciones que definen las zonas del colchón son y están, etc.

Los proveedores de Látex  a los que pueden recurrir los fabricantes de colchones en Europa son muy pocos, y este no es un producto con el que se haya jugado tanto comercialmente. Cabe destacar que la multinacional Belga Latexco tiene sede en España, y ofrece un producto de máximas garantías. Muchos de los colchones fabricados en España llevarán la pastilla de Látex de esta marca, aunque no es la única opción por supuesto.

¿Inconvenientes?

No esperéis un colchón baratísimo. En esto los comerciales menos aficionados a la sinceridad tienen poco  juego. La pastilla de Latex tiene un precio, después hay que manipularlo, y lo probable es que el fabricante de colchón no aporte más que la funda, que encima la compra porque no suele tener fabricación propia de fundas cosidas con cremallera.

El precio de un colchón de latex de 90cm en el mercado rondará desde los 360€, hasta los 1.000 o más de algún modelo muy especial.

Cosas que hay que saber:

El Látex no es nunca 100% natural, necesita una mezcla química para ser procesado y dar un resultado con garantías. Se habla de 100% Latex cuando el colchón no tiene capas de nada más, pero no quiere decir que todo sea la resina natural que se recoge de un árbol. La combinación  20% polímeros naturales + 80% sintéticos es la más normal. Existe la posibilidad de 80% polímero natural + 20% polímero sintético, aunque cada vez se ve menos, son los considerados 100% latex natural, pero como decimos se ven poco, y no es necesario para disfrutar de los beneficios a los que nos estamos refiriendo.

La altura estándar de la pastilla de Látx es de 15 cm, aunque los fabricante pueden ofrecer modelos de hasta 20 cmm, cuidado con los más altos, conviene comprobar que no sea la pillería de añadir una capa de otra cosa que no es Látex.

colchones de latex

Las perforaciones y trabajos que se hayan hecho sobre la pastilla de Látex persiguen obtener diferentes densidades según la zona del cuerpo a la que se destina, lo normal es reforzar la zona de la cadera y lumbares lógicamente. Además pueden proporcionar mejor aireación al colchón.

Compártelo:
Comentarios
  1. Gus

    Y para una cama canapé con laminas de madera que es lo mas recomendable.

    • Domingo Quintero

      En ese caso la base del colchón es un somier. Lo mejor es utilizar colchones que no tengan muelles, el que más os guste. Los colchones de muelles se mantienen mejor sobre base tapizada.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: