Un buzón de colaboración ciudadana para vigilar la competencia.

La Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) ha puesto en marcha un buzón de colaboración ciudadana en su página web. El objetivo es revelar acuerdos entre empresas competidoras para la fijación de precios u otras condiciones comerciales, reparto de mercados o de clientes, o el reparto fraudulento de las licitaciones públicas o privadas. La información que se envíe al buzón no es una denuncia.

No hace falta pensar sólo en particulares que detectan quiebras de la competencia en sus intentos de comprar. Algo que no es demasiado difícil de encontrar. El caso es que si los industriales se paran a pensar un poquito, no les costará sospechar lo mismo en algunas de sus compras de mercancías o servicios, y esto ya puede ser más interesante.

Este mismo año publicábamos un post sobre la condena a los fabricantes de espumas, los que proveen a colchoneros y a tapiceros de toda España y habían estado jugando a placer con los precios de este componente básico. Ver Artículo AQUÍ.

Una industria como la del mueble soporta  algunas situaciones prácticamente monopolísticas, probablemente el mercado ha actuado ferozmente, y al final quedan los que quedan, véase el tema de tableros por ejemplo y  otros elementos necesarios para la fabricación.

Los peligros de una contracción de mercado como la actual, incluyen entre otras muchas cosas, esta anomalía en los mercados, que puede marcar el juego para mucho tiempo. Son necesarias infraestructuras enormes para según qué tipo de operadores, y con una demanda baja, no es posible competir sin esas estructuras que te permitan practicar una economía de escala potentísima. Con esos mismos parámetros, la aparición de nuevos operadores se hace casi imposible, puesto que las posibilidades de amortización de las inversiones necesarias son menos que mínimas.

Ahora se abre esta herramienta de colaboración ciudadana para que vayamos marcando el camino a los investigadores. Supongo que cada uno sabrá lo que tiene que hacer. El caso es que este tipo de herramientas en las que son los afectados quienes van tirando de mantas puede empezar a imponerse; ahí están los temas fiscales, laborales y otros agujeros negros, cada uno con su supuesto organismo público de vigilancia.

Domingo Quintero

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: