“Empezamos a ver señales positivas que pueden llevar aumentos de precios inmobiliarios en el futuro próximo” Walter de Luna.

En un día en el que toda la prensa va a insistir con un nuevo dato positivo en el empleo, es interesante fijarse en otros indicios como el que voy a presentar.

“Empezamos a ver señales positivas que pueden llevar aumentos de precios inmobiliarios en el futuro próximo”, así lo reconoció el director general de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Walter de Luna, al diario ‘Expansión’ tras una visita a Londres para reunirse con inversores internacionales.

Esta extraordinaria apreciación, la interpreto en la única clave que se puede interpretar, en clave muy positiva. Algunos pueden pensar que subida de precios equivale a más crisis, pero yo no lo creo. Estoy convencido que España funciona como una masa que se contagia.

Cuando todos creíamos que la vivienda sólo podía subir, comprábamos a cualquier precio pensando que simplemente esperando ya estábamos ganando dinero. Pero cuando todo el mundo se ha metido en la cabeza que no para de bajar, nadie quiere comprar pensando en que hasta el suelo de precios aún podemos perder dinero. Es algo contagioso y absolutamente contrario a las normas por las que se rige un buen comprador, “Compra cuando esté barato y vende cuando esté caro. “ La mayoría compra cuando está caro, porque es cuando todos se han convencido que sube, curioso ¿Verdad?

No me olvido del paro, o de que los bancos lo están poniendo difícil, o muy difícil diría yo. Pero estoy seguro de que en el momento en que sea una opinión generalizada que los precios de la vivienda ya no bajan, empezarán a venderse viviendas a otro ritmo muy diferente del actual. Y en ese momento por puro mercado no sólo no bajarán, sino que subirán, porque los que las tienen dejarán de negociar a la baja. Ese será el momento en el que muchos perderán la ocasión de haber comprado en suelo de precios, pero aún así seguirá siendo interesante y mucho dinero escondido o expectante aparecerá.

De ningún modo quiero vender la cabra de que tendremos un movimiento inmobiliario del estilo de los años 2005, 2006 o 2007. Pero sin duda hay un parque de viviendas retenidas que van a cambiar de manos, y todo ello mueve muebles. Por otro lado gran parte del mobiliario que se vendió hace 10 años está ya caduco por tratarse de mueble moderno de baja calidad, otro factor que puede impulsar muchas ventas de muebles de recambio.

Si en tu ciudad empiezas a percibir que el precio de los inmuebles ha dejado de bajar, prepara el negocio, y preparar no es esperar, hay muchas cosas que cambiar, probablemente el propio modelo, pero no te duermas, si tu tienda de muebles aún sobrevive, puede que estés a tiempo si sabes observar y eliges estrategias apropiadas.

Domingo Quintero

Compártelo:
Sin respuestas

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: