Teyoland ha cerrado. ¿Vale la pena darle vueltas?

Que Teyoland ha cerrado a mí no me parece una noticia, es algo que evidentemente tenía que suceder. Y que digan que van a hacer esto o lo otro tampoco me parece lo suficientemente serio como para perder tiempo.

Por lo que vengo escuchando, y por el comentario al post del otro día “Adiós a Ignacio Tello. Los accionistas de Teyoland no te olvidarán”  parece que lo de Ignacio es despertar pasiones, de las bajas, y que en su trayectoria cuenta con más sombras que luces. Aunque sin duda esto de Teyoland es su gran operación a partir de la cual ya no podrá seguir pasando desapercibido para ningún otro inversor en el futuro.

¡Vaya hombre! ¡Tenía que escoger el Sector del Mueble para liar la más gorda!

Simplemente algunas consideraciones:

1.    Ha puesto a la Feria de Valencia en situación comprometida por acometer una contratación de forma presuntamente ilegal. Quién sabe si no habrá responsables de Feria y de las Administraciones correspondientes que tengan que enfrentarse a cargos de prevaricación en el futuro. (Seguramente no ha sido lo más difícil en estos tempos.)

2.    Ha conseguido gastarse el dinero de unos inversores valencianos, que por otro lado, bien invertido, quién sabe si no estaría regando un floreciente negocio viable.

3. Aunque el modelo comercial y la ejecución fueran fallidos, algún daño habrá causado al maltrecho sector en el que pretendía competir.

3.    Se supone que Ignacio o a quien él represente en el accionariado son los que más han puesto. Pero, ¿De verdad se han gastado los millones que dicen haber gastado en la reforma del pabellón 7? Yo lo veo prácticamente igual si quitas las paredes prefabricadas interiores y la iluminación con carriles aéreos que copiaron de IKEA.

4.    Los accionistas se negaban a poner más dinero, pero ahora se dice que se reinventarán, y que están de acuerdo en dar viabilidad al proyecto con otro modelo. ¿No es eso lo mismo que negarse a seguir con Ignacio, pero estudiar opciones sin él? ¿Qué ha pasado?

5.    Si es de verdad el máximo accionista en nombre propio, cosa que no nos hemos creído nunca, cómo puede haber sido apartado de la gestión, si no me equivoco, él siempre decía ostentar el control accionarial.

6.    Si hay que cerrar, y el pago a la Feria era mínimo de 83.333€ al mes, sólo en concepto de alquiler. ¿Quiere decirse que es más rentable pagar y perder 83.333€ que abrir?, ¿Cuánto dinero se pierde ahí en 30 días?

7.    ¿Ha concedido Feria de Valencia un periodo de alquiler gratis mientras cierran? Que no podía ni alquilárselo es lo que aclararán los jueces, pero ¡renta 0€ de  más de 20.000 metros cuadrados de suelo público! Hasta ahora el oscurantismo, la opacidad y los secretitos en la gestión eran lo normal. A ver si el nuevo presidente de la institución ha venido con otro talante y explica todo esto.

8.    ¿Qué cosas deben variar en el modelo para hacerse viable? ¿Precios?, ¿está en peligro la españolidad de los productos y proveedores?

9.    Dicen que están negociando con los proveedores, que estarán sin cobrar, y dicen que con una gran acogida, ¡ya será menos! Pero si están negociando es porque ya sabrán exactamente qué modelo y qué planes son los buenos. Entonces, para qué parar.

10.    Inversores nuevos es otra de las cosas que parece que se buscan según lo que se ha publicado. Pero, ¿habrá alguien seducido por todo este caos? ¿De verdad vale la pena darle vueltas a Teyoland?

Supongo que habrá que esperar para seguir aprendiendo de todo este asunto.

Hasta pronto Teyoland, o hasta nunca si como supongo cambia el nombre.  Y por favor, en los temas de personal haced las cosas lo mejor posible, lo demás puede esperar.

Domingo Quintero

Compártelo:
1 comentario
  1. Pere Julia

    Cronica de una muerte anunciada.
    No se puede nadar a contracorriente. Cuando un proyecto tiene en contra a tanta gente, empresas, medios de comunicacion etc, etc, es que algo falla.
    Lo que me extraña es que a pesar de las numerosas señales que indicaba la existencia de problemas de concepto, los inversores que presumo son empresarios potentes, profesionales y experientados no hayan sabido hacer un alto en el camino para evaluar el proyecto y reconducirlo.
    En el fondo creo que ha sido un barco demasiado grande para navegar en un sector que esta sufriendo una de las peores sequias que se recuerda. Quizas con uno mas pequeño y de menos calado seguramente no habria embarrancado.
    Por cierto, entre los inversores, habia alguien del sector…?
    Sera otro caso de “zapatero a tus zapatos”?

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: