Tello está decepticonado. ¡Teyoland necesita más dinero!

Sorprendentemente ayer se publicó que Teyoland busca inversores para relanzar el proyecto, ¿Relanzar? ¡Pero si abrió en Junio!

No voy a insistir en que no me extraña, ya escribí en su día reflexiones sobre el valor de los inversores en este proyecto sin Know How aparente, y hasta ese momento basado en ensoñaciones. Esta vez sólo hay que analizar los propios argumentos de Ignacio Tello porque no tienen desperdicio. Si con estas declaraciones aún consigue financiación, me declaro fan de esta persona inmediatamente.

El artículo en eleconomista.es.

” Teyoland tiene abierta una ampliación de capital a la que la mayoría de los socios de Tello no ha acudido, según ha confirmado uno de ellos a elEconomista, aunque el empresario valenciano sostiene que está enfocada a la entrada de un inversor.”

Cada vez recuerda más al asunto de Metrored ¿Verdad? Ahora los accionistas se ven en la disyuntiva de entrar con más dinero para afianzar, o perder peso específico en el accionariado. De momento estos no entran más al trapo.

” El objetivo de la inyección de capital es relanzar la tienda, que empezó con mal pie debido a errores propios y a “los palos en las ruedas” de otros distribuidores de mueble, según Tello. Las ventas están por debajo de lo esperado …”

Más dinero, que no se ha gastado suficiente. Cuando algo no va, la solución es más dinero, ¡De toda la vida!

” <<Tello relata: Entre los fallos propios está la apertura sin tener la oferta completa y los precios. “La sensación fue muy negativa por el número de referencias y la sensación de precios”, admite. El tema de los precios se solucionó rápido. “El error fue que expusimos en los pasillos lo que más nos gustaba, que era lo más caro, y la gente decía ‘qué caro es Teyoland’, pero teníamos detrás lo más barato, así que lo hicimos al revés y en diez días éramos baratos”>>.

” Otro error que reconoce Tello es el tamaño de la tienda, de 20.000 metros cuadrados, que cuesta llenar de clientes incluso los fines de semana. Tello mantiene el proyecto de abrir más tiendas, que serían de unos 12.000 metros cuadrados.”

Osea que se pidieron varios millones de euros para un proyecto en el que su ideólogo y equipo no sabían que en las cabeceras de las grandes superficies se exponen los ganchos comerciales, ni que 20.000 metros cuadrados requieren más o menos producto para dar una buena sensación de trabajo. Varios millones de euros, y 5 meses después ya van aprendiendo algo, y han averiguado que 12.000 metros se llenan antes que 20.000. Eso sí, hay que seguir vendiendo que el proyecto es enorme, que pronto los accionistas verán como su empresa se reproduce por toda España. Los accionistas pensarán: ¡Me muero de ganas de darle más dinero a esta gente!

“La inversión en la adecuación de la tienda fue de 5 millones de euros. “Nos hemos gastado más dinero de lo que pensábamos”, reconoce Tello.”

Puede que algún accionista empiece a dudar de las aportaciones de los impulsores del proyecto, puede que no vea 5 millones de gasto por ningún sitio. Sólo puede, en ejemplos históricos nada lejanos nadie dudó nada hasta que no quedaba nada, pero nada de nada.

Tello se lamenta:

“El empresario cree que “Teyoland es la gran desconocida y la gran incomprendida”, y se muestra decepcionado con el “poco” respaldo que ha tenido entre el público. “Este es un proyecto que apoya a las empresas y al diseño valencianos, también incomprendidos, y pensaba que se iba a valorar más que el producto sea de aquí”, se lamenta.

Otra prueba de la eficacia del gran estudio de mercado y plan de negocio correspondiente. Nadie podía prever que la gente no se volviera loca con Teyoland y su cansino mensaje de ONG a las empresas. (Me remito a un post de hace unos meses; ¿Es el Patriotismo oportunista de Teyoland un argumento comercial sostenible?

Y ahora el no va más, ¡Ignacio se muestra decepcionado con los políticos!

“Su desencanto lo motiva también la actitud de los dirigentes políticos, que si bien facilitaron la instalación de Teyoland en Feria Valencia solucionando los problemas de licencias, no han apoyado personalmente la iniciativa, a pesar de que el Gobierno de Fabra visita empresas y asiste a inauguraciones con mucha frecuencia.”

Para esto si que hay que tener cara, aún le parece poco. Y además, supongo que quiere vender a los accionistas que parte de sus problemas se justifican por ello. Como si las visitas de políticos tuvieran algo que ver con los negocios, ¿o es que lo tienen?

Seguramente, como los políticos están tan de moda, con más de estos caminando por allí la gente se hubiera volcado en gastar lo poco que les queda en Teyoland para caerles bien.

Y lo último es que Tello asegura que tiene ganas de que abra IKEA para que la gente pueda comparar. Creo que eso me lo creo, supongo que para la apertura de IKEA su plan habrá concluido con éxito.

Por lo menos se está gastando dinero, eso siempre es positivo, sobre todo si hay gente a la que le sobra tanto como para ponerlo así.

Domingo Quintero

Enlace al artículo de eleconomista.es:

http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/Nuezoct13/valenciana/noticias/5275290/10/13/Teyoland-busca-inversores-para-relanzar-el-proyecto-de-Ikea-valenciana.html

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: