Internet y las tiendas de Muebles

La posición de las tiendas de muebles en internet, y sus problemas, tienen poco que ver con las que comentábamos para los fabricantes. Un público diferente, una estrategia diferente, sin embargo están muy relacionados, ya que los movimientos de unos afectan a los otros y viceversa.

Cabría esperar que la mayoría de comercios contaran con página web, aunque fuera de mínimos contenidos con información corporativa, sin embargo no es así, muchos de ellos carecen de la misma, y la razón que impera a la hora de no tenerla es que ‘en el mundo del mueble no es necesario tener web‘. Primer error de peso, con la globalización actual no podemos pensar que los clientes actúan como siempre lo han hecho y ya no hablamos de buscar producto, en ocasiones es una simple cuestión de encontrarnos, de saber dónde estamos ubicados para que nos visiten físicamente.

El abanico de tipos de webs que podemos encontrar es muy amplio, pero varios casos especialmente que me llaman la atención:

Tenemos el caso de las webs hechas en flash, realizadas hace unos años cuando el flash estaba en su máximo apogeo. En casos nos encontramos sitios web de gran calidad y con unos acabados muy buenos, pero a día de hoy podemos considerar que se trata de una tecnología en desuso por varias razones, por lo que deberíamos intentar huir. Es preferible tener una web presencial con información de contacto que un catálogo realizado en flash. Si encima la web está hecha en flash y mal resuelta, olvídate de tener visitas, la gente huye como de la peste de este tipo de webs.

También encontramos las webs con amplios catálogos pero que no se actualizan. Las webs deben estar vivas para que sean interesantes (tanto a google como a los usuarios) Si un usuario entra un par de veces en una web y siempre ve lo mismo probablemente deje de interesarse porque ya lo habrá visto.

Pero el caso que más controversia está creando es el de las tiendas online. Muchos comerciantes han intentado dar el salto a la venta online, pero excepto casos excepcionales han sido fracasos estrepitosos debidos a malas estrategias. Es posible vender muebles por internet, pero hay que tener en cuenta que no todos los productos son vendibles y en los casos que conozco ese ha sido el gran error. Intentar mezclar en un mismo catálogo de venta productos vendibles y no vendibles, lo que hace que la tienda online pierda su fuerza de venta.

¿Cuál podría ser la estrategia correcta para lograr tener éxito en la venta online de muebles? En primer lugar centrémonos en la elección de la gama de producto que vamos a vender. Debe ser un producto fácil de transportar y de fácil montaje (preferible sin montaje) Por tanto podemos quitar de la lista las composiciones de comedores, dormitorios, armarios, etc. En la mayoría de los casos requieren de montaje y de cierto trabajo a medida (mediciones y ajustes dependiendo de donde vaya a ser instalado). No tenemos porque dejar de lado estos productos, podemos tener una web corporativa con el catálogo de este tipo de productos para mostrar a nuestros clientes.

Aun así, seguimos teniendo una amplia gama de productos con los que trabajar: mueble auxiliar, sillas, mesas, lámparas, jardín, sillones, colchones, etc.

La venta de colchones online funciona, pero es desaconsejable hoy en día entrar en una guerra donde tenemos auténticos gladiadores.

La última cuestión, qué es mejor, una tienda centrada en un tipo de producto o la venta de todos los productos vendibles? Bajo mi punto de vista es mejor centrar los esfuerzos en un tipo de producto, con una tienda centrada en una gama concreta, lo que nos permitirá elegir un nombre más adecuado para nuestro dominio y por tanto plantear mejores estrategias de posicionamiento. Estaremos dejando otros productos de lado, pero nos haremos especialistas en un tipo de producto (por ejemplo mesas y sillas, sillones, muebles de jardín… ) lo que nos permitirá fijarnos un objetivo como el de ser líderes en un sector dentro del sector, mucho más real que intentar ser líderes de todo el sector.

Lo mínimo: Para tiendas pequeñas con presupuesto muy limitado recomiendo tener una web informativa muy básica, con información de contacto, mapa, unas pinceladas del tipo de producto que podremos encontrar. A ser posible, y pocas tiendas lo ofrecen, un listado de marcas con las que trabajan podría ser interesante. Si ampliamos el potencial de la tienda optaría en primer lugar por dar a conocer los servicios “extras” que ofrecemos (montaje, calidad, horarios,… ) dejando para el final las posibilidades de tener un catálogo (siempre mostrando precios, al menos precios aproximados)

Imprescindible: Tener una adaptación de la web para móvil, basta con que tenga los datos de contacto. Existen herramientas como onbile, que de forma gratuita o por precios muy bajos ofrecen un producto de gran calidad en este sentido.

Firmado:
Juan Castells
www.juancastells.com

Compártelo:
Sin respuestas

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: