Nuevos modelos de negocio en la venta de muebles.

La noticia que leí el otro día me hizo pensar una vez más en la cantidad de nuevos modelos de negocio que se pueden estar fraguando ya para la venta de muebles.

Otra empresa más que le saca rendimiento a la logística a través de IKEA. Un transportista de Almería que al pasar por Murcia empezó a traer encargos de IKEA, y que al final ha estructurado una empresa con este servicio, www.ikealmeria.com . Ver la noticia en www.elalmeria.es .

No lo pueden haber hecho más sencillo de entender, todo está explicado para niños en su web, incluida la tarifa de precios. Tu mira el catálogo de IKEA on line, y sin adelantar ni un euro, te anotas las referencias y se lo pides a ellos, ellos van, lo compran, lo pagan y lo traen a Almería. Si pasas a recogerlo por sus puntos de recogida te cuesta un 20% de PVP, en el caso de que la mercancía supere los 1.000€ el cargo es 225€, si pasa de 1.500€ pagas 250€ y si pasa de 2.000€ son 275€. http://www.ikealmeria.com/precios-servicio .

A partir de ahí tienes una tarifa de porte a domicilio, y otra de montaje que supone un importe fijo según piezas. Ambas son asequibles y muy sencillas.

Y con esto ha relanzado esta gente su negocio de logística, ¡así de fácil! Fácil entre comillas, porque lo difícil es encontrar algo que tenga tanta demanda que la gente esté esperando que alguien se lo facilite y nada más, y eso parece ser que es IKEA. Según el artículo, no sólo se trata de almerienses, sino de gente de otras regiones que tienen su segunda residencia allí.

Este negocio, por sí sólo no es sostenible, la amenaza comercial es muy seria, si IKEA llega a Almería, se acabó, si la gente utiliza la Web de IKEA comprando en ella, se acabó, aunque ahí han sacrificado ellos el riesgo empresarial de ir y adelantar el dinero. El caso es que la dependencia estratégica es alta, pero como esto no es una tienda de muebles, sino una empresa de servicios, ese viaje a la semana parece que puede ser un revulsivo muy interesante para ellos en este momento.

Lo alucinante de todo esto es que sobre el PVP de alguien aún se pueda cargar un 20% sin entrega a domicilio, y se venda.

¿Tienen las demás tiendas de muebles productos que pudieran tener esta demanda?

¿Si los precios a público se bajaran una barbaridad se obtendría ese efecto?

¿Podrían las tiendas sobrevivir con ese 20% sobre coste de fabricante si únicamente se dedicaran a organizar la entrega?

Si así fuera, ya no serían tiendas, ¿serían plataformas logísticas?, pero ¿Y las exposiciones?

Pero para algo así, los clientes tendrían que conocer los muebles, ¿a través de qué medios?, ¿cómo se generaría la demanda?

Y lo bonito es no parar de darle vueltas, seguro que hay muchas preguntas sin respuesta aún, en eso consiste la oportunidad, en obtener la respuesta antes que muchos otros. El público manda, la demanda lo es todo, el que tenga demanda tendrá la sartén por el mango, a partir de ahí, todo está abierto. Mientras la mayoría acepta que hay una puerta cerrada que impide seguir adelante, hay alguien en algún lugar buscando una ventana, otra puerta, o preparandose para romper una pared.

Domigno Quintero

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: