Asamblea del comercio del Hábitat. Comercio de verdad unido frente a la injusticia.

Ayer tuvo lugar la Asamblea informativa, con una muy amplia representación de profesionales del comercio del Hábitat. Hay que celebrar la asistencia y la unidad que exhibió el comercio en un momento crítico, ante una injusticia manifiesta. Incluso surgieron nuevos voluntarios para integrarse en la comisión permanente creada para este asunto hace más de 8 meses.

Se explicaron las acciones emprendidas y las que quedan por emprender. Se aclaró, que aunque en este momento la torpe ejecución del proyecto Teyoland hace pensar que no es una amenaza seria comercialmente hablando, eso no puede hacer bajar la guardia sobre el hecho de que la administración hace oídos sordos, mientras un organismo o  engendro jurídico, creado y dirigido por ella, gestiona en secreto y sin ningún control público, a quién, y en qué condiciones se le facilita el patrimonio público para negocios privados de unos pocos.

Se explicó, que la Administración no parece que vaya a colaborar en nada, y más bien va a intentar subsanar cualquier problema que pueda presentar Teyoland o Feria Valencia. El Partido Popular, impide con su mayoría, que las cuentas de Feria Valencia  puedan hacerse públicas. Esa ha sido su postura en las Cortes según la prensa de esta semana, aunque se lo esté pidiendo la Sindicatura de Cuentas, o el Banco de España le exija que sus deudas se integren en los presupuestos de la Generalitat porque es esta quien las paga, o la oposición le presente una proposición no de Ley.

O sea, que lo que se haya cocinado en esas oficinas de la Feria durante estos años, que supone nada más que tenemos que ir pagando entre todos una deuda de más de 500 millones de Euros, no se puede fiscalizar, y el Partido Popular entiende que se le ha dado la mayoría absoluta para que pueda impedir que veamos esas cuentas que vamos a pagar, y que además pueda seguir actuandose de ese modo.

Se expuso claramente, la dificultad de que los comerciantes puedan comprobar si se respetan sus derechos con este proceder secreto, o si se puede estar incluso cometiendo algún delito, y que es muy difícil y costoso enfrentarse al poder. (Parece que sólo los Jueces pueden arrancar de Feria Valencia alguna documentación, como lo están haciendo ya para la causa del caso Gürtel). Por ello la vía es la judicial puede ser la única forma de seguir adelante. Para ello se solicitó la colaboración económica de todos los sectores afectados. Agentes comerciales, comercios, fabricantes y cualquier operador que, además de indignarse, entienda que no se puede dejar pasar un precedente así, puesto que la Administración, directa o indirectamente puede hacer cosas en beneficio de unos y perjuicio de otros, rompiendo así las reglas del mercado, que suficientemente duro está ya.

Se explicó por activa y pasiva que el contencioso será contra los gestores de Feria Valencia y con las Administraciones que les apoyen, no contra Teyolan. Que si bien en esta tienda, la sección de muebles y algunas más, de momento parecen una broma, en el futuro podría evolucionar hacia algún concepto viable, tiene todo el derecho, hasta podría tener mucho que enseñar en algunos aspectos, y debe ser respetado el libre mercado, siempre que no sea manipulado por favores políticos o intereses oscuros. Por ello lo único que se cuestiona, es la implantación en suelo público con contratos secretos, y la utilización de recursos tangibles e intangibles de la Feria que nadie sabe si se contemplan en dichos contratos públicos, incluida la descarada utilización de a marca Feria Valencia.

Por otro lado, se planteó la necesaria reivindicación de los valores propios del comercio tradicional, que parecen cuestionarse a sensu contrario en alguna campaña publicitaria. Es muy relevante, que el comercio es el sector que menos empleo ha destruido en proporción a sus descensos de facturación, que el comercio tradicional ofrece muchísimos puestos de trabajo y de mayor calidad, (a una misma cifra de negocio se generan más puestos en el comercio tradicional). Y que el comercio tradicional es el que sustenta la industria nacional como buenamente puede, porque en un comercio tradicional, el porcentaje de producto español es muchísimo mayor que el de ninguna gran superficie, por mucho patriotismo populista que se intente vender.

En este sentido, creo que hay una labor muy importante por delante, una labor positiva de comunicación y conexión con el público, y habrá que ver si para construir se mantiene la misma unidad entre los comerciantes. No será fácil, pero se debe intentar.

Recuerdo una campaña publicitaria de Merkamueble, y quiero traerla a colación. En un vídeo de 8 minutos en el que no se puede parar de reír, se exponen magistralmente algunos argumentos que no debemos dejar de lado.

En este caso, tenemos que agradecer a esa firma que dedicara recursos a hacerlo. ¡Esto es reivindicar España, y poner en valor algunos argumentos con gracia!, y lo hizo Merkamueble, que es español hasta el nombre. No dejéis deverlo, y sobre todo, escucharlo.

Domingo Quintero

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: