¿Los muebles desgravan fiscalmente?

Siempre hablamos de la posibilidad de que los muebles se pudieran deducir como la vivienda, o al menos tuvieran un tratamiento fiscal más beneficioso que estimulara el consumo. No hay algo así, pero pensandolo bien, podemos encontrar algún resquicio legal.

Hay deducciones por adquisición u obras en inmuebles, pero no específicamente por adquisición de muebles. No obstante lo anterior, la amortización contable de los muebles puede ser considerada como gasto deducible, si están afectos a una actividad económica desarrollada por el contribuyente, o en el caso de que el inmueble se alquile con muebles (Amortización es del 10% del valor de adquisición de los muebles anualmente). En ese caso también puede según la actual legislación, deducirse los intereses y gastos de financiación para adquirir  los enseres cedidos con la vivienda como el mobiliario, más los impuestos y tasas estatales que repercutan sobre la vivienda como es el IBI, las tasa por limpieza, recogida de basuras o alumbrado, y, además, los gastos de comunidad.
También los gastos por la formalización del arrendamiento, por la defensa de carácter jurídico de la vivienda y su rendimiento, y por la conservación y reparación.

Asimismo se deduce la amortización del inmueble y los bienes que contenga (cerca del 3% del valor de construcción por el desgaste del mismo), los gastos de administración, vigilancia, portería y otros servicios relacionados con la finca y las primas de contratos de seguro de la vivienda.

Por lo tanto, no sólo las empresas que compran muebles para el desarrollo de su actividad, sino los particulares que tienen viviendas en alquiler, y explotan esos alquileres amueblados, pagando convenientemente impuestos, podrían deducirse la amortización de los muebles que compran, más gastos de financiación e intereses.

¿Saben los vendedores de muebles explicar esto a posibles interesados?

¿Cómo sabe Hacienda qué muebles ponemos en la vivienda de alquiler y qué muebles en realidad son para nuestro propio uso? Es muy complicado que esto se pueda comprobar, por no decir imposible. El que tenga alquileres amueblados declarados, podrá plantearse comprar muebles y deducirse como gasto la amortización de los mismos, así como los gastos financieros soportados. (Cómo reparte luego los muebles entre sus viviendas, es cosa de la voluntad de pago, y la honradez de cada uno.)

(ADVERTENCIA: Antes de hacer nada en estos temas, hay que pedir asesoramiento especializado en cada caso. Consultar sobre todo los límites.)

Domingo Quintero

Comentario de un Lucas L sobre la deducción:

Hola Domingo,
… realmente esos 2000€ que valen los muebles se restarían (a razón del 10% anual) del ingreso que se recibe por parte del inquilino para calcular el impuesto correspondiente.
Así, no es que hay “un beneficio del 100%”, sinó “una reducción de ingreso bruto del 100%” de forma que, según lo que pague cada uno en renta, podría ir desde no importar para nada (por no llegar a los mínimos gravados) hasta suponer un ahorro del 50% de ese importe en casos de rentas muy altas.
Saludos.

¡Gracias Lucas!

Compártelo:
Comentarios
  1. maria Jesús.

    Mi duda es durante cuanto tiempo me puedo desgravar el 10% del valor de los muebles.
    Y otra duda mas, si se rope la lavadora y tengo q comprar otra, como la desgravo?
    Esperando sus respuestas, reciba un cordial saludo.

    • Domingo Quintero

      Debe consultar con su asesor fiscal. En principio la desgravación se practica durante 10 años, y la compra de una nueva lavadora es exactamente lo mismo que la anterior. Confirme todo esto con su asesor.

  2. Lucas L,

    Hola Domingo,
    este comentario tuyo creo que es erróneo “¡Sobre una compra de 2.000€, es un beneficio del 100%”, ya que realmente esos 2000€ que valen los muebles se restarían (a razón del 10% anual) del ingreso que se recibe por parte del inquilino para calcular el impuesto correspondiente.
    Así, no es que hay “un beneficio del 100%”, sinó “una reducción de ingreso bruto del 100%” de forma que, según lo que pague cada uno en renta, podría ir desde no importar para nada (por no llegar a los mínimos gravados) hasta suponer un ahorro del 50% de ese importe en casos de rentas muy altas.
    Saludos.

    • Domingo Quintero

      Pues creo que tienes razón. Desde luego hay nivel entre los seguidores de este blog. Voy a colgar tu comentario dentro del propio post para que quede más visible.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: