El canto en los muebles.

En lo que se refiere a canteado lo primero que hay que diferenciar es si estamos hablando de chapas naturales o sintéticas.

El tratamiento de las chapas naturales será objeto de otro post. Los procesos de fabricación son muy diferentes con la chapa natural. Todo resulta más costoso y delicado, aunque el canteado puede ser una de las cosas más parecidas, sin embargo, los naturales son lijados sistemáticamente y reciben el mismo acabado que el resto de la pieza hasta conseguir el resultado más dulce, natural y homogéneo.

Para los tableros de acabado sintético podemos encontrar diferentes tipos de canto. A parte evidentemente de la estética, los cantos tienen la misión de cerrar perfectamente el tablero perfeccionando su resistencia a agentes externos como la humedad, los impactos o el calor. Unos serán mejores que otros a tales fines. Veamos alguna información que facilita un proveedor de canto en su web, Madercant. El orde viene a ser de menor a mayor valor, con matices según la calidad y el proceso que se utilice.

Canto de Tacón

 Está compuesto por un papel decorativo y una base impregnada con resina de poliéster. La capa superior de poliéster da al producto una gran resistencia frente a los impactos y al agua.
Se aplica fácilmente y puede ser lacado lo que le da una gran versatilidad.
Se suele presentar preencolado con cola termofusible que se reactiva al aplicarle calor.

 Canto de Melamina

Es un canto formado por tres capas impregnado con resinas melamínicas. Tres son las razones por lo que es buen complemento para cantear los tableros melamínicos:
a. Utiliza el mismo diseño que el tablero.
b. Su variedad de acabados: poros, brillos hace que imite al tablero a la perfección.
c. Sus resinas de melamina hacen que tenga la misma resistencia superficial que éstos.

PVC

El PVC (cloruro de polivinilo) es en la actualidad uno de los plásticos más común y utilizado. Los cantos de PVC ofrecen una muy buena resistencia al impacto y a la abrasión, y presentan un excelente comportamiento al maquinado en procesos de corte y fresado.
La cara visible del material está cubierta con lacas que sellan y protegen al canto de la luz ultravioleta, disolventes, manchas y agentes químicos. Adicionalmente, y dado que el PVC es un poco poroso, durante su fabricación la superficie de su cara interior se cubre por un “prymer”, que permite que los adhesivos otorguen una máxima adherencia entre el canto y el tablero.
Los cantos de PVC son los de mayor uso en la industria gracias a sus precios competitivos y su naturaleza, ya que permiten experimentar cientos de alternativas en cuanto a formas, tamaños y diseños.

Encontraremos diferentes espesores que suelen ir de 0,40mm a 2mm. Este es el principal parámetro reconocible de calidad, el grosor, y cuanto más grueso, resulta más caro.

ABS

Estos cantos son elaborados a partir de un plástico denominado ABS, de apariencia similar al PVC pero que tiene mayor resistencia mecánica, menor densidad y es más respetuoso con el medio ambiente. También es más caro
Sus propiedades de procesado, aspecto y gestión de residuos ha contribuido que el ABS haya tenido un impacto muy importante en la industria del mueble.

¿Cómo se consigue que no se despeguen?

Leer más sobre adhesivos termofusibles.

Canto perfecto sin cola ni residuos. Nueva tecnología Láser para los muebles.

¿Cómo se cantean lo muebles?

No se cantean los muebles, se cantea el tablero, más concretamente se cantea cada pieza después de cortada. No suele recibir el mismo canto una pieza que estará en el interior de un mueble que una que se verá, de hecho un canto grueso en piezas interiores podría dificultar el ensamblado perfecto de las piezas. Algunos fabricantes ofrecen todos los cantos hechos, no dejando que el tablero quede descubierto en ninguna cara, de ningún componente, y otros abaratan ahorrandose aguno de los lados que no queda a la vista. El canteado total de las piezas mejora el acabado estético, aunque no sea necesario estrictamente, también mejora la resistencia. En las partes traseras se suele utilizar canto muy fino, y no necesariamente del mismo acabado.

Se puede pegar canto manualmente, incluso los que se aplican con calor se pueden poner con una plancha doméstica, pero esa no es la forma en la que se hace en los procesos de fabricación actualmente, puede que en alguna pieza especial, y poco más. Un buen profesional de montaje puede hacer reparaciones a domicilio, incluyendo cortes de piezas que requieran canteado. El distribuidor pide la cantidad que necesite y el fabricante se la hace llegar. Se presentan muchos casos, sobre todo en lo referente a tapas de escritorio en habitaciones juveniles, incluso cortes de armarios o estantes.

(Es recomendable utilizar los servicios de los profesionales del montaje siempre, pero sobre todo, cuando compramos mobiliario que va a ajustarse a las medidas de la estancia. Hay tiendas que cubren el servicio de montaje dentro de su garantía, lo que garantiza al cliente el resultado final.)

La fabricación actual cuenta con enormes máquinas que cantean todas las piezas que entran por un tren de rodillos. Estas máquinas tienen cargados rollos de diferentes colores y acabados y reconocen cada orden de trabajo para cantear las piezas que van pasando. La misma máquina administra el adhesivo, la presión y el calor requeridos exactamente, y finalmente puede pulir el canto para ofrecer la pieza terminada perfectamente. (¡Ha máquinas y MÁQUINAS claro!). Aquí vemos una pequeña máquina a la que le cargan manualmente una pieza para demostración.

Después del canteado de la maquina, aún se repasa por operarios tras la fase de montaje de piezas, retocando cualquier imperfección de canto visible en la pieza resultante. El canto puede ser lijado, y cuentan con tintes de su color para retoques.

Uno de los cantos más complicados es el blanco, es muy difícil que la junta no acabe marcando una pequeña línea que destaca sobre el color blanco. Es el sobrante de cola, o simplemente la junta, por muy pequeña que sea puede acabar más pronunciada con el paso del tiempo y el polvo. Hoy en día hay máquinas y colas casi perfectas que pueden hacer desaparecer este efecto en un alto porcentaje, pero no todos los fabricantes utilizan los mismos procesos, ni los mismos adhesivos, por ello el canto es un elemento más en la diferenciación de calidad y valor que encontramos entre unos muebles y otros.

Domingo Quintero

Profesional, recuerda!, si tienes más o mejor información , puedes añadir comentarios a este post.

Compártelo:
Sin respuestas

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: