¿CÓMO EXAMINAMOS UN SOFÁ?

Para valorar la calidad de un sofá, aparte del tejido exterior hay otras cosas que no son tan fáciles de ver, pero que interesa tener en cuenta. Sin necesidad de ser un gran entendido podemos hacer algunas comprobaciones.

Un sofá se compone básicamente de un armazón o chasis, un sistema de amortiguación que recibirá a los cojines de sentada y respaldos, los propios cojines, y por último los tejidos que lo tapizan.

En cuanto al armazón, lo más popular es la fabricación con tableros, y dentro de esa categoría ya tendríamos una amplia gama, hay que advertir que algunos tableros pueden ser muy malos para este cometido y harían que el sofá tuviera una calidad bajísima pongan lo que le pongan encima.

armazón madera

También es común la fabricación en madera, listones de pino macizo frecuentemente, y en algunos casos la combinación de madera y tablero que también produce buenos resultados. Estas son posiblemente las opciones más generalizadas en la fabricación española.

Algunos productos de gamas más altas ofrecen armazones metálicos, de acero, o incluso de aluminio, que evidentemente aportan una gran resistencia y durabilidad.

armazón metalico

Por lo que se refiere a los sistemas que pueden recibir a los cojines, la amortiguación del sofá, veremos que hoy en día es casi general la utilización de cinchas, pero no es el único sistema ni todas las cinchas son iguales, ni todos los productos las montan del mismo modo.

Como alternativa a la cincha tenemos los muelles en zig zag, esas varillas que haciendo eses forman un arco curvado hacia arriba. Este sistema resulta muy recomendaMuelle onduladoble, aporta firmeza y durabilidad, incluso cuando el arco que describe ya ha cedido y se queda totalmente horizontal, puede mantener mayor resistencia que una cincha. Hay que hablar de productos buenos en este caso, y en España está uno de los mejores. El problema es que como en todo también habrán opciones que parecen lo mismo y tienen calidades diferentes, sobre todo en productos asiáticos.

Las cinchas pueden ser de varias clases también. Por un lado están las cinchas que parecen del caucho de un neumático de coche, cada vez se aplican menos, pero son altamente resistentes. En segundo lugar tendríamos las de Nea de gran resistencia también, y en tercer lugar las cinchas elásticas que se componen de multitud de hilos de goma forrados con una banda textil. En esta última categoría las variedades y calidades son muy numerosas y por eso es importante saber exactamente cuál se utiliza porque el resultado puede ser muy diverso.

cinchas de tapiceroLas cinchas de Nea tienen que ser estiradas por una máquina que las posiciona para fijarlas al chasis dada su resistencia, el resto se pueden estirar a mano.

El acero en zig zag, así como la cincha de nea se monta perpendicular al chasis y no se cruzan o entrelazan, mientras que el resto de cinchas se montan en sentido perpendicular y paralela por todo el chasis entrelazando tiras en uno y otro sentido.

trenzado

Lo ideal es encontrar al menos 5 tiras paralelas al chasis por 5 perpendiculares en una sentada, así tendríamos 5×5 en un sillón, y 5×15 en un tres plazas por ejemplo. Menos de eso puede no ofrecer la suficiente garantía, y hay mucho en el mercado.

¿Qué pasa con los sistemas mecánicos, y sobre todo las correderas? Pues me gustaría decir, sin comentarios, pero resulta que es de lo que más aceptación tiene en estos momentos. Hacer que los asientos se muevan dificulta introducir la misma calidad de amortiguación, al final habrá que montar las cinchas a un bastidor que corra sobre unas guías o raíles y tratar de obtener un resultado parecido a lo que se venía haciendo en los fijos con mejor calidad y garantía de sentada. El sistema de añadir una carcasa de muelles, o hacer manualmente un colchón de muelles que integrado en el armazón proporcionara más firmeza y resistencia a la amortiguación, casi se ha perdido, pero desde luego en los corredera ya es imposible. ¡Qué lástima! Aunque como digo son muy pocos los modelos que se permitirán el lujo de incluir muelles bajo las cinchas, esto era usual hace algunos años y facilitaba mayor durabilidad al comportamiento de la sentada.

muelles bajo sentadaSobre estos sistemas es conveniente fijar algún material antes de recibir al asiento. En el caso del acero se puede utilizar guata y / o algo más para evitar que el metal erosione a los otros materiales, sobre las cinchas se puede poner una capa de espuma delgadita al menos. Después de ello un buen sofá estará tapado con una tapa textil que no coincidirá con el color de tapizado exterior ni será coordinado con el mismo en los modelos más comerciales, pero que sí lo hará en modelos de mayor categoría.

Del mismo modo que se protege al asiento de estos sistemas, hay que proteger todo el armazón para que no dañe el tejido exterior y tengamos un acabado más dulce, de forma que no se perciban materiales rígidos al pasar la mano por ninguna zona del sofá. Lo primero y básico es asegurarse de que el chasis se ha hecho sin cantos angulosos, todos los cantos deben estar redondeados, de lo contrario el riesgo de que esos ángulos acabed perforando o desgarrando la tela ante la tensión será muy alto, y no debemos pensar que hay partes del sofá donde eso da igual porque no reciben sentada, ninguna da igual.

A parte de los cantos, se pegará a todo el armazón una protección, normalmente de goma espuma, cuanto mayor y mejor sea este material, mejor, lo mínimo debería ser 1,5cm de grosor en un sofá de calidad media. Además de esto veremos que algunos fabricantes añadirán guata o algún otro material a esta protección lo cual es algo a valorar.

Por último podemos revisar los bajos del sofá y comprobar cómo han sido fijadas las patas. Por razones evidentes la pata al armazón será siempre más fuerte que la que va fijada a los brazos del sofá, aunque normalmente queda más bonito fijarlos a los brazos. Existen diferentes técnicas para solucionar esas diferencias, y por eso no es malo dar un vistazo ahí abajo a ver como se ha hecho. Tengamos en cuenta que en la mayoría de los sofás los brazos son un componente de la estructura que se añade y se atornilla al esqueleto central, es también muy bueno asegurarse de que esa sujeción es eficaz, hay modelos que por su diseño o por su escasa calidad no fijan demasiado bien los brazos y a medio plazo eso puede empezar a ceder, sobre todo si se arrastran los sofás o se utilizan para tumbarse frecuentemente.

Lo que siempre se aconseja valorar, supongo que porque es lo único fácil de ver, es el tejido con el que tapizamos, y los componentes de los cojines de asiento y respaldo, así como la calidad y estética de las costuras.

En cuanto a las costuras quisiera advertir que diferentes tejidos pueden requerir distintas costuras, algunos pueden requerir puntadas más largas para no cortarse a consecuencia de una perforación excesiva. Todo esto debe controlarlo el profesional que confecciona los cojines. Así mismo es básico que todo haya sido convenientemente remallado para evitar que acabe deshilachándose cualquier pieza. Si abrimos la cremallera y vemos que más allá de las costuras la tela termina en corte vivo, sin remallado, deberíamos rechazar ese sofá de inmediato, de hecho es posible que veamos un montón de hilos ya en ese momento, sin haberse lavado ni utilizado aún.

Por lo que se refiere a los tejidos, sólo decir que sería conveniente que todos los clientes se llevaran a su casa el test técnico del tejido, incluso que firmaran que se les ha explicado dicho test. Hay conceptos como los frotes que miden la resistencia a la fricción, los ciclos, la composición, los consejos de lavado etc, que no son un tema a pasar por alto, y que al fín y al cavo, si son ben explicados, la elección de mejores o peores tejidos ya es una responsabilidad del comprador, si no lo son, el comprador siempre podrá decir que presume que lo que le venden es lo mejor para él.

El relleno de los cojines es fundamental también, el material o combinación de materiales que se elijan debe proporcionar la sentada que se busca con cada modelo, y dependiendo de su calidad estos materiales permanecerán más o menos tiempo proporcionando al usuario las mismas sensaciones. Tenemos espumas de alta densidad de muchas calidades, demasiadas, siempre se hablará como mínimo de 25 kg, aunque hoy en día es muy difícil asegurar que la densidad de algunos materiales sea homogénea en toda la producción y muchos de los productos que se ofrecen con la misma fuerza parecen diferentes. Tenemos biscoelásticas que se combinarán con las anteriores, incluso látex, fibra hueca, etc. Al final eso sí depende de lo que le guste sentir al que se va a sentar. Es conveniente que los cojines de la sentada sean cubiertos con alguna fibra entre las espumas y la funda. Eso proporcionará mayor resistencia, pero además rematará mejor la adaptación de las fundas a las piezas de relleno, y resultará más agradable también.

En los acabados externos no me detengo porque entiendo que hay mucha más información, y tanto cliente como vendedor pueden ver in situ mejor que nadie, las características de un producto para decidir si convienen o no. En cuanto a lo expuesto se podría profundizar mucho más, y hay mil cosas que proporcionan valor añadido; las colas ecológicas o no, las grapas utilizadas, técnicas de todo tipo, pero creo que lo esencial para revisar unos mínimos de calidad se ha intentado explicar.

Como hay gente que quizá no imagina cómo se hace exactamente, pongo un vídeo de un fabricante que no conozco, pero que resume muy bien todo el proceso.

Domingo Quintero.

Compártelo:
Comentarios
  1. purificación gutierrez capilla

    Hola mi nombre es purificación, tengo un sofás de muelles de hace mas de 15 años y un relleno que no se el material pero es lo mas cómodo en sentada . Quisiera cambiarlo pues ya los muelles no están muy bien y los cojines aunque siguen firmes cuando uno se levanta, se están como desmenuzándose, bueno creo que es hora de cambiar. Su articulo me ha parecido muy interesante, creo que volveré a comprarlo con muelles y lo que me está costando mas es encontrar el relleno . Muchas gracias por sus consejos, un saludo.

  2. Natalia

    Muy completo el artículo. Aquí podemos entender un poco mejor el motivo de esas grandes diferencias económicas que hay entre sofas.

  3. Alucinogenas

    A mi lo de los muelles no sé si me convence, si son muelles ensacados ya es otra cosa,

  4. aitorxeta

    Coincido con Ricardo, de nada sirve una buena estructura sin un tapizado y tela de calidad

  5. Analia

    Buenas tardes soy analia de Argentina, es muy buena la descripción para el tapizado del sofá, quisiera saber, si hay alguna posibilidad me manden material paso a paso para realizar los arreglos de mi casa, desde ya muchas gracias, me despido de Uds. Atte Analia mi Mail es castillo.analia81@yahoo.com.ar, nuevamente gracias

  6. antonio

    La compra de sofás es muy importante. Debes elegir alguno de buena calidad.

  7. marian

    tengo un sofá con los asientos de muelles y es lo peor qu e puede existir en nada se van rompiendo y los notas algunois rotos y otros como que te sube el cjin es ta fatal se ve el desnivel..es lo peor un engaña bobooos lo de los muelles!!!!!!!!!!!!
    dobles cinchas y asiento de una buea densidad no hace falta nada mas!

  8. ricardo

    Por datos obtenidos de un fabricante español de primer nivel, el coste del tejido más su confección representa el 60% del valor de un sofá.
    Como todos los productos tienen una vida estimada, un producto debería guardar un equilibrio en la calidad de sus componentes. Por tanto una buena estructura, un buen cinchado, espumas de alta densidad, deben de estar acompañadas del tejido y la confección correspondiente, y viceversa. Lástima que dichos controles de calidad brillen por su ausencia, y sólo tengamos una garantía de dos años, con mucha ambigüedad.

    • Domingo Quintero

      La verdad es que tienes mucha razón Ricardo. A veces se tira el dinero con un gran tejido en un mal sofá, o se termina con un tejido deficiente un buen trabajo, y es muy triste. Sí podría homologarse algo supongo.

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: