GANAR Y DEJAR GANAR

 En la vida, el deporte, o en la empresa, no todo vale. No siempre es mejor ser el primero a cualquier precio. He comentado que el 2013 es un buen año para plantearse proyectos que nos ilusionen, y creo que una de las opciones más sensatas y menos exploradas en nuestro sector es la colaboración y las fusiones de empresas. Pero esto no se puede abordar sin una alta dosis de valores, y un espíritu claro de ganar y dejar ganar. ¿Complicado verdad? Pero nadie puede obtener un buen resultado en la colaboración o la unión si no se plantea como objetivo, que el otro gane.He copiado esta noticia del perfil de Facebook de una amiga porque me ha parecido interesante y merecedora de la mayor repercusión en los tiempos que corren, los valores y la actitud no deben olvidarse, tenemos muchas carreras por delante.

El atleta keniano, Abel Mutai, medalla de oro de los 3.000 obstáculos hace cuatro meses en Londres, estaba a punto de ganar la prueba cuando, al entrar en una pista donde estaba la meta se creyó que ya había llegado , aflojó totalmente el paso y, relajado, comenzó a saludar al público creyendo vencedor. Lo que le venía detrás, Iván Fernández Anaya, al ver que se equivocaba y se paraba una decena de metros antes de la pancarta, no quiso aprovechar la ocasión para acelerar y ganar. Se quedó a su espalda, y gesticulando para que la entendiera y casi empujándolo, llevó al keniano hasta la meta, dejándolo pasar por delante.

atletas

Iván Fernández Anaya, un corredor vitoriano de 24 años que está considerado un atleta con mucho futuro (campeón de España de 5.000 metros en categoría promesas hace dos años) afirmó al terminar la prueba: “Aunque me hubieran dicho que ganando tenía plaza en la selección española para el Europeo, no me habría aprovechado. Creo que es mejor lo que he hecho que si hubiera ganado. Y esto es muy importante, porque hoy en día, tal como están las cosas en todos los ambientes , en el fútbol, en la sociedad, en la política, donde parece que todo vale, un gesto de honradez va muy bien “.

Puede que si el otro lo merece deba ganar, si además yo voy obteniendo mis propios objetivos es un resultado óptimo, ganar no consiste siempre en que otro pierda, y tenemos carreras por delante que muchos no podrán ganar en solitario, es más, no las van ni a terminar.

Domingo Quintero

Compártelo:

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: