2013, UN AÑO PARA SOÑAR

Sobre si este año es un año para soñar o no, no tengo ninguna duda, lo es. También lo han sido los anteriores, y deben serlo todos los que vengan. Todo depende qué entienda cada uno por soñar. Hay razones de sobra para no dejar de soñar, y sólo los que no dejan de hacerlo encuentran la innovación.

 Después de ver un vídeo me surgió la duda de si podía haber alguna barrera por la que entre el idioma Inglés y el Español se obtengan resultados tan diferentes cuando se habla de soñar.

Muchas veces nos llegan mensajes de innovación y éxito de países anglosajones donde verdaderamente hay mayores facilidades para emprender e innovar, pero eso no podía ser todo lo que justifique tanta diferencia. Pensé que pudiera haber alguna diferencia cultural que haya posibilitado que ellos desarrollen una mentalidad y organización más creativa e innovadora.

Así, como ya conocéis mi mentalidad retorcidamente curiosa, decidí explorar el significado en los diccionarios oportunos. Y me he encontrado una impresionante realidad. Nuestra lengua relaciona demasiado estrechamente el sueño, y la acción de soñar con la fantasía y la falta de realidad, mientras que en el idioma anglosajón no se le atribuye apenas relación a falta de realidad, sino que las definiciones son muy objetivas y no entran a calificar ni la actividad de soñar, ni el resultado de la misma. Parece que en su mentalidad el sueño es una proyección, y nada más, no tiene porqué juzgarse su realidad o la posibilidad de que se realicen. Así ellos siempre entenderán que deben soñar, proyectar, visionar, y nosotros probablemente percibamos eternamente al soñador con un peligroso gestor de sus actos. Eso no nos ayuda, y cuando el sentimiento colectivo es tan negativo como el actual, aún parece más apestado aquel que habla de sueños, ¡justo en el momento que más falta hacen!

Ya he comentado en varios artículos que en mi opinión el 2013 es un año para atacar, y me refiero a proyectar, visionar y ejecutar en la medida de lo posible. Los indicios para la recuperación económica ya son una realidad, si bien todos los indicadores en ese sentido son de la Macro Economía, al menos para el 2013, lo que parece claro es que se presenta cercano el cambio de tendencia del ciclo económico.

Aún sabiendo que el 2013 será peor que el 2012 en lo que se refiere al consumo interno en España, y que sólo bien entrado el 2014 es previsible que se cree empleo, también es cierto que los posibles competidores están ahora aletargados en muchos casos, las reacciones de la competéncia serán mucho menos contundentes, los precios de casi cualquier recurso están ahora mucho más accesibles, las leyes que se han ido aprobando facilitan mucho las posibilidades, se pueden plantear alianzas o colaboraciones antes imposibles, y se están generando nichos de mercado que nadie detecta o que otros descuidan, al tiempo que gran parte de los operadores actuales caen y van a seguir cayendo porque no tienen el pulmón suficiente para aguantar, y/o carecen de proyecto ilusionante con el que aportar algo en el futuro.

Domingo Quintero

Veamos primero como sustantivo, Sueño:

  1.  Acto de dormir.
  2.  Acto de representarse en la fantasía de alguien, mientras duerme, sucesos o imágenes.
  3.  Estos mismos sucesos o imágenes que se representan.
  4.  Gana de dormir. Tengo sueño. Me estoy cayendo de sueño.
  5.  Cierto baile licencioso del siglo XVIII.
  6.  Cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse. (No se puede ser más cenizos, ¿verdad?)

En inglés el término es “Dream (Noun)” El sustantivo, no el verbo.

  1. A succession of images, thoughts, or emotions passing through the mind during sleep.
  2. The sleeping state in whith this occurs.
  3. An object seen in a dream.
  4. An involuntary vision occurring to a person when awake.
  5. A vision voluntarily indulged in while awake; daydream; reverie.

¿Has visto alguna referencia a la fantasía o falta de realidad?

Para comparar mejor hagamos lo mismo con el verbo Soñar:

  1. Representarse en la fantasía imágenes o sucesos mientras se duerme. Discurrir fantásticamente y dar por cierto y seguro lo que no lo es.
  2. Temblar a alguien, acordarse de su venganza o castigo. Yo os haré que me soñéis. Me vas a soñar.
  3. Anhelar persistentemente algo. Soñar con grandezas.  

¡Esta es la definición que debería valernos!

Y en inglés el verbo “To dream

verb (used without object) Utilizado sin objeto directo.

  1. To have a dream.
  2.  To indulge in daydreams or reveries: He dreamed about vacation plans when he should have been working.
  3. To think or conceive of something in a very remote way (usually followed by of )

verb (used with object) Utilizado con objeto directo

  1. To see or imagine in sleep or in a vision
  2. To imagine as if in a dream; fancy; suppose.
  3. To pass or spend (time) in dreaming (often followed by away)  
Compártelo:
Sin respuestas

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información sobre las cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Síguenos

Recibe aviso de los nuevos posts en tu correo.

Únete: